“Diez razones por las que ha valido la pena cumplir 20 años”- Por Antonio M. Quintanilla

Llevo semanas pensando en lo que se supone que tengo que escribir en esta página y en estas líneas, aquí y ahora, con motivo de la conmemoración del 20 aniversario de nuestro periódico. Nacimos el 31 de mayo del 2000 como ‘El Faro de Yecla’ y por eso entre este jueves 28 de mayo y el siguiente jueves 4 de junio nos vamos a ponernos frente al espejo y a asumir las consecuencias.

Al final he resuelto enumerar diez razones por las que me siento con la misma expectación que hace dos décadas, como si este fuera el primer periódico que tengo la suerte de dirigir y tuviera que exponer ahora un decálogo de buenas intenciones con el propósito de comprometerme para los próximos 20 años.

(Por cierto, tiene usted en sus manos el periódico más longevo de la historia de la prensa en Yecla, lo que significa que en el caso de que surgiera otro periódico tendría que empezar a publicarse hoy mismo, y a partir de hoy esperar a que pasen otros 20 años para al menos igualarnos. Y no se lo digo yo (aunque también), sino que lo afirma la Hemeroteca Municipal).

Pero a lo que vamos: ¿Diez razones por las que ha valido la pena que este periódico cumpla 20 años?

1. Ha valido y mucho la pena llegar hasta hoy porque este aniversario es el mejor obsequio con el que podemos agradecer el apoyo incondicional que la sociedad yeclana nos ha brindado desde el número cero: Lectores, librerías, anunciantes y ahora también los miles de seguidores que están más unidos que nunca a este periódico a través de nuestra web y redes sociales.

2. También por todas las instituciones, entidades, empresas, asociaciones, colectivos, organismos que mantienen y promueven nuestras Fiestas y Celebraciones más multitudinarias que siguen encontrando en estas páginas el altavoz con el que difundir todas sus inquietudes, proyectos, iniciativas, logros y reivindicaciones. Es un privilegio como yeclano y como periodista continuar contribuyendo a divulgar las manifestaciones artísticas, culturales, literarias, etc, que fuera de nuestras páginas y más allá de nuestras fronteras locales, no lograrían cobijo ni difusión.

3. Porque igualmente hemos promovido todas las disciplinas deportivas que se practican en Yecla, dando idéntica importancia informativa a todas las categorías y edades, aficionados y profesionales, y que aglutinan a miles y más miles de deportistas y atletas yeclanos que constituyen el más amplio colectivo con diferencia de nuestra población.                                                                                                          

4. Porque nos hemos afianzado como plural y veraz punto de encuentro de ideologías, credos, políticas, pensamientos, idearios, opiniones, modos de entender, asumir y reaccionar ante cada acontecimiento, a veces tan opuestos y por desgracia tan encrespados, que marcan nuestro día a día, manteniendo siempre nuestra línea: aunando y nunca enfrentando, siendo un periódico amable que informa sin aspavientos, sin acritud, apostando siempre por la convivencia, el entendimiento y la disparidad de criterios que tanto enriquece a la sociedad yeclana.

5. Y al hilo de lo que vamos enumerando, porque a lo largo de estos 20 años, en cada uno de nuestros cumpleaños hemos tenido el empeño contra viento y marea de continuar entregando los ‘Premios SIETE DIAS a la Mejor Labor’ que nacieron con este periódico, que siguen siendo excepcionales y sin punto de comparación en Yecla y de los que tan felices y orgullosos nos sentimos pues suponen el único reconocimiento que los galardonados quizás reciban a lo largo de su vida. Tantísimos yeclanos que, de no existir estos premios, nunca hubieran recibido el aplauso, gratitud y admiración de todos sus paisanos por su entrega desinteresada, sus logros altruistas, sus metas profesionales o su pasión por esta ciudad.

6. Porque desde el principio este periódico ha estado abierto a todos los colaboradores que por voluntad propia, o atendiendo nuestra llamada, han reflejado en estas páginas sus inquietudes literarias, su afán por mostrar su opinión o su afición fotográfica. Si no existiéramos se quedarían huérfanos de alguna manera por no poder ver publicados sus escritos y reportajes, que se han convertido en una de nuestras principales señas de identidad.

7. Porque tenemos (tengo) la infinita fortuna de estar en permanente contacto con absolutamente todo el tejido social yeclano. Un periódico será de las pocas actividades profesionales que permite conocer sin intermediarios y de primera mano todos los acontecimientos y situaciones que nos van consolidando como sociedad moderna, dinámica, emprendedora, en continua evolución

8. Por tener la impagable oportunidad de dedicarme a la mejor profesión del mundo en mi pueblo, junto a grandes compañeros con los que sigo compartiendo este camino o los que por distintas vicisitudes emprendieron otro rumbo. De todos ellos he aprendido y aprendo cada día más y más a desenvolverme en este mundillo, compartiendo con ellos que, por encima de titulares y exclusivas, están los nombres propios que protagonizan cada noticia, cuya imagen, credibilidad y honorabilidad depositan en nuestras manos con la confianza de que nunca les fallemos.                                                                                                                                                                                                                              

9. Porque nos sentirnos muy satisfechos y orgullosos por haber respondido siempre cuando la sociedad yeclana nos ha reclamado su ayuda, contribuyendo siempre a difundir campañas de solidaridad, iniciativas benéficas, captación de ayudas y fondos para los colectivos más desfavorecidos y vulnerable, así como nos hemos puesto incondicionalmente a disposición de Yecla y los yeclanos en situaciones extremas como la actual alerta sanitaria con la que ha coincidido nuestro 20º aniversario y que, una vez más, ha puesto de manifiesto el inseparable vínculo que une y refuerza a este periódico con la sociedad que nos sustenta y a la que nos debemos.

10. Y dejo para el final el motivo que seguiré repitiendo hasta quedar afónico: por encima de todas las razones me aferro al hecho de que desde hace 20 años las páginas de este periódico son páginas de la historia de Yecla. Cada edición es un capítulo más de nuestra historia. Dentro de otros 20 años, cuando alguien quiera recordar o conocer cómo era la Yecla de hoy, la de sus padres y sus abuelos, la Yecla de cuando eran niños o adolescentes, este periódico será la única y más extensa documentación sobre la Yecla de estas primeras décadas del siglo XXI. Solo por eso continuará siempre valiendo la pena intentar cumplir más y más años. Hasta donde lleguemos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar