spot_img
miércoles, 17 julio, 2024
30.9 C
Yecla
spot_img
spot_img

ENTREVISTA: FRANCISCO MUÑOZ, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE LA MÚSICA

Lleva dos legislaturas como presidente y su entusiasmo, patente en cada actividad, en cada concierto, se desborda en estas Bodas de Oro tan especiales. En esta entrevista le expresa su gratitud a los vecinos de Yecla por su apoyo incondicional y repasa los mayores hitos de la AAMY

Alex Delegido

¿Cómo se ha ido preparando este 50º aniversario de la Asociación y cuáles serán los actos más destacados de estas Bodas de Oro?

Ya el año pasado empezamos a plantearnos cómo queríamos celebrar este 50º aniversario y desde el primer momento hemos querido que sea una puesta en valor de una trayectoria fructífera porque esta asociación no sería tal sin el calor y el empuje del pueblo de Yecla y el gran capital humano que tenemos en la asociación. Creo que la Historia de Yecla no se entiende sin la banda sonora que ha aportado la AAMY estos 50 años. Queremos inmortalizar físicamente este aniversario con una escultura, algo permanente en el tiempo y estamos buscando financiación para llevar a cabo ese trabajo tan estupendo de Emilio Pascual, aunque la escultura, a pequeña escala, es ya una realidad y pasará a partir de ahora a ser entregada a cada receptor del premio Santa Cecilia. En cuanto a los actos, el próximo mes de julio, retomamos las actividades de Música al fresco y habrá un Concierto Extraordinario el día 20. Ya en octubre abriremos la Escuela de Música al pueblo, convertiremos en un Museo de la Música nuestras instalaciones, con visitas guiadas y también habrá un encuentro y cena de gala. De todo ello se irá informando.

¿Cómo fueron, vistos desde la distancia, esos momentos de los inicios de la asociación? ¿Qué le han contado sobre la fundación de la AAMY?

Fue un sueño que tenían unos cuantos amantes de la música de nuestra ciudad, que entendieron la importancia que esta tenía, fueron pioneros pese a la escasez de medios y pusieron la primera piedra de algo que ha ido más desde el año 1974. Yo me incorporé en los años 80, cuando era presidente Amadeo García, y enseguida me di cuenta de que esto es mucho más que una academia de música. Es una forma de vida. A esos fundadores, a los que ya reconocimos con un premio Santa Cecilia, los tendremos muy presentes en este 50º aniversario, en especial a los que ya no están con nosotros.

¿Cuál o cuáles considera usted que son los hitos de la Asociación de Amigos de la Música en este medio siglo de vida?

Muchos. El primero de ellos, la inauguración en 2011 de estas instalaciones, la actual Escuela de Música en lo que fue el Casino Primitivo. Por supuesto el triunfo en las olimpiadas musicales de Kerkrade (Holanda), en 2017. Nuestro director de la Banda, Ángel Hernández, arriesgó apostando por la segunda sección y acertó. Sabía el potencial de nuestros músicos que obtuvieron Medalla de Oro y mención de honor. También debo citar la declaración de la Asociación de Amigos de la Música por parte del Ministerio del Interior como entidad de utilidad pública. Desde entonces nuestros socios se pueden bonificar del 80% de sus cuotas anuales. Y por supuesto no puedo olvidar que en 2022 la AAMY recibió el máximo galardón que puede otorgar el Ayuntamiento de Yecla, la Medalla de Oro, de la que estamos muy orgullosos. Y quizás, el último hito, de momento, sea este 50º aniversario. Digo de momento porque esta asociación no sabe todavía dónde está su límite.

¿En qué momento se encuentra la Asociación de Amigos de la Música justo ahora que van a celebrar el 50º aniversario?

Es un momento estupendo. Tenemos unos 600 socios aproximadamente, además de que estamos rozando los 900 alumnos en la Escuela, a los que atienden 30 profesionales. Y la Banda está también incorporando nuevos músicos, con ese acto tan bonito de la recogida en sus domicilios que llevamos a cabo en el mes de noviembre. Creo que contamos con una gente fabulosa en todos los aspectos, a lo que hay que sumar el apoyo de la sociedad, del Ayuntamiento de Yecla y el que nos brindáis los medios de comunicación locales, siempre a nuestro lado.

Ha vivido usted como presidente momentos álgidos… Desde la concesión de la Medalla de Yecla hace apenas dos años y ahora este 50º aniversario … ¿Qué supone en lo personal?

Aunque soy el presidente, soy plenamente consciente de que soy la cara visible de un trabajo colectivo. De nuestro mayor emblema, Ángel Hernández, de los profesores, de los alumnos y sus padres, de los espectadores de Yecla que apoyan siempre nuestros conciertos y actuaciones. Es un tremendo orgullo representar a todas estas personas. Estoy muy feliz por todo lo logrado y expectante por lo que puede venir. Y en lo personal me llevo grandes amistades y valores que he aprendido: compañerismo, empatía… Y también saber salir de situaciones adversas, como logramos en la pandemia cuando empezamos a dar clases ‘on line’. Estoy muy agradecido.

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos