“Apelo a la responsabilidad y prudencia de todos los yeclanos para contener los contagios”

Primer balance de Alcaldía de Marcos Ortuño Soto

Yecla ya cuenta con algunos nuevos casos y ahora la preocupación son los rebrotes de la enfermedad…¿Qué se puede hacer para impedirlo?

Yecla no es una burbuja y vivimos en un mundo en el que los desplazamientos son un hecho habitual, de ahí estos nuevos contagios. Por supuesto que entraba dentro de lo posible que tuviéramos rebrotes, a partir de aquí sólo queda apelar a la responsabilidad de todos. Es imprescindible que cuando tengamos síntomas, y por supuesto si contraemos la enfermedad, respetemos el aislamiento para contener los contagios. Solo tenemos una receta para combatir esta pandemia: responsabilidad y prudencia.

Han sido (y están siendo) unos meses durísimos… ¿Cómo valora el comportamiento de los yeclanos durante esta pandemia? ¿Cree que se está actuando con responsabilidad?

En una inmensa mayoría, sí. Yecla ha vuelto a ser referente de solidaridad y los yeclanos han sido y están siendo ejemplares en el uso de mascarillas y en la distancia social. Por eso le hablaba antes de que la mejor y creo que hasta la fecha, única receta para combatir a este virus es que cada uno de nosotros apliquemos en nuestro día a día prudencia y responsabilidad, y que atendamos todas y cada una de las recomendaciones que se nos ofrecen desde nuestra Consejería de Salud.

Recientemente se celebró el acto institucional en memoria de los fallecidos y de todos los sectores que han trabajado durante la pandemia… ¿Qué sintió esa tarde tan especial?

Sentí orgullo por ser el alcalde de todos los yeclanos. El alcalde de una ciudad que es capaz de sacar lo mejor de sí misma para ayudar a los que lo necesitan en momentos tan difíciles como los que hemos vivido. El orgullo y la responsabilidad de tener que ayudar a toda esa gente que ha puesto el corazón para hacerle la vida un poco más fácil a los demás. El orgullo de ver como hay personas que sin pedir nada a cambio se ponen a disposición de quien más lo necesita y la responsabilidad de estar a la altura de todos ellos y no fallar.

Tras la emergencia sanitaria llegó la alarma económica. Usted y su equipo de Gobierno establecieron hace ya varios meses una serie de medidas para autónomos, comerciantes, hosteleros… ¿Están funcionando? ¿Qué le transmiten desde esos sectores?

Lo primero que nos han transmitido es su agradecimiento por haberlos tenido en cuenta desde el minuto cero atendiendo a sus peticiones y siendo sensibles a sus necesidades. Para eso he creado una Concejalía dedicada exclusivamente a la hostelería. Unas medidas que han ido desde la bonificación de distintos impuestos y tasas municipales hasta las ayudas directas para autónomos. Por cierto, tenemos alrededor de 500 peticiones de ayuda que se encuentran en el proceso de resolución.

El ocio nocturno  está gravemente tocado…¿Hay en camino algún plan específico para ayudar a estos empresarios de Yecla que lo están pasando tan mal?

Hemos mantenido reuniones con ellos y conocemos de primera mano sus preocupaciones, pero la Administración Local no tiene todas esas competencias. Aún así estamos estudiando medidas que puedan facilitarles la supervivencia de sus negocios y por supuesto, y al igual que el resto de hosteleros y autónomos pueden acceder a las ayudas que hemos puesto en marcha desde el Ayuntamiento.

No habrá Feria del Mueble este año, por primera vez desde su fundación en 1961… Más allá del golpe moral… ¿Cómo se va a repensar el certamen de cara a 2021 y qué cambios se podrán introducir?

No habrá Feria como tampoco la van a realizar en 2020 Milán o Valencia, pero Yecla no acaba aquí, en septiembre comenzaremos a trabajar para abrir una nueva etapa en la Feria. El comité ejecutivo va a plantear una serie de reuniones con nuestros expositores para diseñar un nuevo plan de acción y preparar a nuestra Feria para que en 2021 vuelva a ser el verdadero escaparate económico de Yecla.

Hay quien dice que los dos sectores principales de los que viven las familias yeclanas, el mueble, sobre todo y también el vino están resistiendo mejor de lo esperado… ¿Coincide con este diagnóstico?

Así es. Nadie esperaba que el reinicio de la actividad fuera tan intenso como lo está siendo. Ahora tenemos que vivir este día a día casi como un regalo. Que nuestras empresas tengan este nivel de pedidos es muy bueno para encarar un futuro que se presenta incierto. Ojalá se confirme esta situación en los próximos meses y podamos seguir disfrutando de este nivel de trabajo.

Otra preocupación para miles de yeclanos será la vuelta de sus hijos a los colegios… ¿Considera que se pueden reabrir las aulas de forma segura? ¿Qué medidas se han tomado ya en Yecla?

Precisamente esta semana hemos presentado ese paquete de medidas para el inicio del curso escolar. Aquí el ayuntamiento no puede ir solo, tenemos que ir de la mano del Gobierno Regional. Se ha creado una comisión mixta entre Educación y Sanidad con una Guía para el inicio del curso. Desde luego reforzar todas las medidas de higiene y limpieza, la desinfección, van a ser la prioridad en este nuevo curso. A nivel local vamos a incorporar a un trabajador en cada centro para que mantenga esa limpieza prácticamente al minuto. Por supuesto se van a tomar medidas para el acceso diferenciado y escalonado de los alumnos a los centros con una incorporación progresiva. A potenciar todo esto es a lo que están dirigidas las diferentes obras que estamos realizando en los centros -nuevos aseos, nuevas aulas y adaptación de los espacios a las necesidades actuales-. Las familias y la sociedad necesitan que los niños vuelvan a formarse con garantía y con todas las medidas de seguridad que podamos implementar.

Se han aprobado hace muy poco los presupuestos… ¿Por qué son los que necesita Yecla en mitad de una pandemia como esta? ¿Cuáles son sus mayores virtudes?

La flexibilidad, esa es la mayor virtud que hemos conseguido al aprobar estos presupuestos para 2020. Unos presupuestos que están ajustados a lo que ahora necesita la ciudad. Que presentan una reducción de las inversiones que habíamos previsto inicialmente y que se han transformado en unos presupuestos eminentemente sociales. Poder dedicar más de 300.000 euros a los que más lo necesitan es lo que ahora demanda la sociedad. Y estar abiertos a incrementar esa cantidad es lo que necesitamos para no dejar a nadie atrás.

Además de la pandemia, otros asuntos han centrado la actualidad como la actuación del Gobierno regional en el Monte Arabí que encendió las iras de algunos yeclanos con ese acordonamiento de la Cueva de la Horadada que después se rectificó… ¿Se podía haber evitado esta situación?

La posición del Gobierno Municipal con respecto al Monte Arabí no deja ningún resquicio: protección y conservación de un espacio natural, histórico y paisajístico único e irrepetible en nuestro entorno. No vamos a discutir ni vamos a permitir que se cometa ningún atentado contra este espacio. Y por supuesto, como humanos, nos podremos equivocar a la hora de tomar un sentido u otro en las acciones destinadas a protegerlo, pero nadie puede dudar de que es prioridad absoluta de este Gobierno la protección del Monte Arabí bajo las directrices de los distintos técnicos municipales y autonómicos.

¿Es optimista con respecto a las Fiestas de la Virgen? ¿Cree que se podrán celebrar en diciembre tal y como sería lo deseable?

Todavía estamos lejos de diciembre y seguimos viendo como todo cambia muy rápido. Sé que la Asociación de Mayordomos va a retomar sus reuniones en septiembre para preparar las Fiestas de la Virgen de este año. Yo quiero ser optimista y no quiero perder la ilusión de ver bajar a nuestra Patrona el próximo siete de diciembre, pero hay que ser realista y tener presente que, como en todo lo que estamos viviendo, nos tendremos que adaptar al momento que nos toque vivir cuando llegue el último mes del año.

Este año en lugar de un mensaje para felicitar las vacaciones a los yeclanos nos gustaría que les transmita usted un mensaje de energía y ánimo para estos tiempos difíciles…

Es difícil dirigirse a gente tan trabajadora y tan solidaria como los yeclanos. Yo estoy eternamente agradecido a todos los que, durante estos últimos meses, han aportado su trabajo para ayudar a los demás. Y no voy a nombrar a ningún colectivo porque todos ellos saben quiénes son. Ahora tenemos que intentar descansar. Descansar lo que podamos y lo que nos permita esta pandemia. Vamos a ser prudentes y responsables y vamos a cuidar de los nuestros para afrontar septiembre con todas las fuerzas posibles.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar