Pedro Rodríguez: “La educación de adultos no es una prioridad para la Administración pública”

El director saliente del Centro de Educación de Adultos hace balance de sus más de dos décadas en el cargo

Han sido más de dos décadas al frente de esta responsabilidad… ¿De qué logros se siente más satisfecho? ¿Cuál es su balance?

Han sido varios miles de mujeres y hombres de Yecla los que han pasado por el Centro para adquirir, actualizar, completar o ampliar su formación, sin duda, este es el mayor logro.  Personalmente ha sido muy positivo y enriquecedor aprender con cada una de esas personas. Al aprender se enseña y al enseñar se aprende.

¿Cuál ha sido la evolución del centro en estos 20 años? ¿Siente que la educación para adultos ha pasado a ser más prioritaria en España y en la Región de Murcia?

La evolución ha venido dada por la demanda formativa de la sociedad, En los inicios del Centro hicimos campañas de alfabetización, era lo prioritario, hoy día es necesaria  la alfabetización digital o el aprendizaje de otros idiomas y entre otras cosas es de lo que nos estamos ocupando.

Desde distintos organismos internacionales se declara la Educación a lo largo de la vida como esencial y prioritaria, pero creo que en el reparto de recursos no estamos dentro de las prioridades de la Administración Pública.

¿Considera que este tipo de formación despierta cada vez más interés entre los yeclanos? ¿Hay un perfil del alumno? ¿O son muy variados?

El interés de los yeclanos está más que comprobado, porque cada curso se realizan setecientas y pico matrículas. Y los perfiles son muy distintos, hay quien quieren recordar o no olvidar, están los que necesitan titular para seguir estudiando o progresar laboralmente o los que simplemente quieren aprender. Si tuviera que definir con una palabra el alumnado del Centro sería la diversidad, social, cultural, ideológica…

¿Qué consejos ha dado a su sucesora, Nuria Mariño para su nuevo cometido?

Es difícil dar consejos a una compañera con la que llevas trabajando y compartiendo aciertos y sin sabores más de ocho años, pero si le diría  lo que  a mí me ha servido: trabajar en equipo, saber ponerse en lugar del otro y resilencia para llevar adelante los proyectos. Comparto el proyecto presentado por Nuria Mariño y va a tener mi apoyo y disposición para arrimar el hombro.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar