¿Cómo mejorar la gestión de tu almacén con códigos de barras?

Daemon4 ofrece algunas claves de gran interés

Instalar un sistema de etiquetado y lectura de códigos de barras en un almacén agiliza el trabajo y evita muchos errores. En este artículo te explicamos las ventajas de implementar esta sencilla y útil tecnología en tu empresa.

¿Qué es mejor: RFID o códigos de barras?

En un artículo reciente hablamos sobre las ventajas de los sistemas RFID. Sin embargo, muchas veces nos interesamos por el RFID sin tener en cuenta que algo mucho más sencillo y económico puede darnos resultados excelentes. Y es que un sistema no es mejor que el otro, siempre dependerá de las necesidades concretas de nuestro negocio.

La codificación de productos con códigos de barras es un sistema mucho más sencillo de implantar, y puede resultarnos de gran utilidad. Veamos por qué.

Codificando productos y artículos

El código de barras es un sistema ampliamente extendido en el mundo industrial. Sirve para identificar productos, llevar un control exhaustivo del inventario, y controlar las cargas y descargas de mercancía en los almacenes. Este sistema requiere, en primer lugar, la implantación de impresoras de etiquetas y lectores electrónicos de códigos de barras. Además, el sistema se puede integrar fácilmente con nuestro software de gestión para optimizar los procesos en el almacén.

Con la captura de datos a través de códigos eliminamos gran cantidad de tiempo perdido. Tiempo que tradicionalmente se emplea en clasificar los productos, hacer movimientos, realizar inventario o calcular stock, todo “a mano”.

¿Cómo mejora la gestión del almacén con códigos de barras?

El uso de códigos de barras aumenta la velocidad y eficiencia en el funcionamiento de nuestro almacén. Mejora la eficacia de los procesos ya que los hace más ágiles, y ahorra tiempo y recursos. El trabajador deja de recorrer el almacén con libreta y lápiz, buscando cada artículo y apuntando a mano cada referencia. Ahora, los operarios llevan una PDA o un lector que les facilita el trabajo.

Todos los artículos y las ubicaciones del almacén están identificados con su propio código. Así, con la PDA, podemos preparar los pedidos leyendo cada código, o reubicar un producto conforme nos indica la PDA. Además, lo haremos sin posibilidad de error, ya que leeremos el código de las ubicaciones y del producto, y el aparato nos avisará si alguno de ellos no es el correcto. Asimismo, el sistema facilita mucho las expediciones y cargas, ya que igualmente nos alerta si un producto a cargar no es el indicado.

Además, la lectura electrónica de los códigos evita errores comunes en la transcripción de los datos a mano. Los procesos se hacen de una manera mucho más automatizada a través de PDA o pistolas/lectores con las que los empleados escanean los códigos. Y los datos entran directamente y a tiempo real al software ERP, lo que nos permite llevar el control global del negocio a tiempo real.

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar