La Virgen subió al Castillo y bajó a los belenes de Yecla

Iniciar la Navidad tras las Fiestas de la Virgen es un hábito muy yeclano que ya ha empezado a cambiar

Desconocemos de todas todas cuándo y porqué surgió la costumbre tan genuinamente yeclana de no mencionar siquiera la Navidad hasta que finalizan las Fiestas de la Virgen. Una tradición asumido fielmente por los yeclanos pero que poco a poco va cambiando con los tiempos. Cada vez es más habitual que las fechas navideñas se adelanten en Yecla y el ambiente típico de la última gran celebración del año empiece a asomar incluso antes de que la Patrona emprenda el camino de regreso al Santuario. Entre otros motivos porque el comercio comienza antes a centrarse en las ventas y compras (según de qué lado del mostrador miremos), de esta ansiada campaña que contribuye en muy buena medida a regularizar el balance anual en estos tiempos tan complicados para toda clase de establecimientos y negocios. Sea como fuere, aunque en el resto de la Región y del Estado las luces navideñas brillan ya desde hace un mes, esta semana ya han hecho acto de presencia en Yecla los villancicos, los belenes y el ajetreo de gentes cargadas de paquetes y prisas que, más que nunca durante estos días y hasta que digamos adiós a los Reyes Magos, dan una inusitada y animadísima vida a nuestras calles. ¡Bienvenida sea, pues, la Navidad con nuestro más sincero deseo de que disfruten ustedes de los mejores momentos de este 2018 que en Yecla ya ha empezado también a despedirse!

Cada vez antes, el comercio comienza a centrarse en la última y esperada gran campaña del año

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar