San Isidro, pendiente de tomar una decisión sobre las Fiestas de este año

La Federación de Peñas  está preparada “para cualquier escenario”

Es el momento de ser prudentes. Las Fiestas de San Isidro están expectantes ante la evolución de la crisis sanitaria pero no se han suspendido, por el momento, y si las circunstancias lo permiten, se celebrarán en mayo, tal y como esta previsto. Así lo explica el presidente de la Federación de Peñas de San Isidro, Antonio Ortuño, en una conversación telefónica con SIETE DÍAS al mantenerse confinado en su domicilio como la mayoría de los yeclanos desde que se decretara el estado de alarma. “Lo que se ha suspendido, como ya es sabido es la convivencia de la candidatas a Reinas y Damas y la propia Elección en el Teatro Concha Segura, que estaba prevista para el 29 de marzo. Nuestra intención es no alarmar a nadie. Tenemos que esperar hasta que llegue finales de marzo para decidir. Habrá que estar pendientes de si acaba el estado de alarma o se prorroga por parte de las autoridades. La salud es lo más importante para todos y será la evolución de la pandemia la que decida si habrá o no Fiestas de San Isidro este año”, explica Ortuño, que recuerda que “otras Fiestas de gran importancia como la Semana Santa ya se han suspendido y es algo que está sucediendo en toda España”.

Obviamente, si la pandemia remite y los actos públicos vuelven a estar permitidos, la Federación de Peñas comprende que “nos tocaría correr, porque habría que celebrar de manera muy seguida la Elección de Reinas y Damas y el Pregón por la cercanía de los actos oficiales, pero estaríamos preparados. Todos estamos ilusionados, es el año del 20º aniversario de la Federación y tanto nosotros como el Ayuntamiento tenemos muchas ganas de trabajar pero las circunstancias mandan”.

El presidente reconoce que “esta situación de extrema gravedad va a tener un impacto económico, social y psicológico en los yeclanos. La gente está nerviosa por lo que pueda suceder, en primer lugar con su salud, y en segundo pero no menos importante, con sus puestos de trabajo. Pero quiero lanzar un mensaje de optimismo”. Antonio Ortuño quiere dejar claro a todos los integrantes de las más de 50 Peñas de San Isidro que “este es el momento de quedarse en casa, para protegernos nosotros y a los seres que más queremos. Y después, cuando esto pase, cuando el maldito virus que tanto dolor está causando se vaya, los yeclanos volveremos a celebrar San Isidro. A salir a la calle, a reunirnos ya sin peligro, a poder darnos un abrazo sin miedo. Y a disfrutar del colorido y la alegría de nuestras Fiestas”.

Combatiendo la pandemia haciendo ‘papelicos’ en casa

 El presidente de la Federación de Peñas explica que “la gente no está dejando de trabajar por las Fiestas de San Isidro. Por supuesto, nuestras peñas no se reúnen para hacer las carrozas en cocheras y locales, porque es algo que no está permitido bajo el estado de alarma y sería una temeridad en estos momentos, pero sí de forma individual son muchas las personas que siguen haciendo ‘papelicos’ en sus casas, en estos días tan duros de confinamiento. Es algo que me reconforta porque muestra la ilusión que las Peñas siguen teniendo por sus Fiestas de San Isidro aún en momentos como este. A todos les doy las gracias por su esfuerzo y quiero tener unas palabras de ánimo”, manifestó Antonio Ortuño.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar