spot_img
miércoles, 22 mayo, 2024
15.9 C
Yecla
spot_img
spot_img

Feria del Mueble esperará al fin de la cuarentena para decidir

La 59ª edición del certamen tendría que celebrarse a mediados de mayo

La 59ª edición de Feria del Mueble está en un compás de espera hasta que pase la cuarentena que el decreto de estado de alarma del Gobierno nos obliga a todos a seguir para tomar una decisión sobre si se celebrará o no a mitad del mes de mayo.  La directora del certamen ferial, Inmaculada Hernández, señala que “es el momento de la prudencia. No nos hemos reunido todavía y no lo haremos al menos hasta que pase la cuarentena. Hay que tener en cuenta que la reunión para decidir lo que pasa con nuestra Feria implica a muchos actores: desde el propio Comité Ejecutivo, al Instituto de Fomento, los expositores, agentes comerciales… Yo pido a todo el mundo hacer una reflexión, pero también prudencia y no crear alarmas que todavía no existen”.

Inmaculada Hernández desmiente las rumorologías de los últimos días “no se suspende por el momento. No se aplaza, no se ha buscado ninguna fecha alternativa. No hay nada de momento. Esa es la realidad. Toca esperar y la salud de todos es lo primero en este momento”.

Hernández admite que algunos expositores que ya habían anunciado su presencia han estado llamando a Feria del Mueble Yecla para expresar su nerviosismo “pero es una incertidumbre que todos tenemos”. Se da además la paradoja que la de Yecla será la gran cita del sector del mueble al aplazarse la Feria de Milán al mes de junio, tras la irrupción del coronavirus en Italia, donde también sus efectos están siendo devastadores.

La directora de Feria del Mueble Yecla se muestra preocupada  “como es lógico. Una crisis global tan dura va a ser muy dañina para el sector del mueble. Esperemos que se pueda remontar como ha ocurrido en otros momentos históricos también complicados y que las medidas que implemente el Gobierno de España y también la Unión Europea puedan paliar la situación”.

 

El sector del mueble y el impacto de la pandemia 

La industria del mueble, en general, ha estado trabajando en estos primeros días de estado de alarma y esto ha sido así porque el Gobierno lo permite aunque tampoco la decisión de abrir está siendo unánime. Alguna empresas han optado por no hacerlo y las que sí lo han hecho debían extremar las medidas de seguridad para salvaguardar a sus empleados,  con más medidas higiénicas y respetando las distancias de seguridad a la hora de acceder a las fábricas y en el desempeño de los puestos de trabajo.  La secretaria general de AREMA, Patricia Cuadrillero, señala que “cuando se produce algún positivo son las autoridades sanitarias las que deben tomar determinaciones, como la clausura de un determinado centro de trabajo”.

AREMA es consciente de la gravedad de la situación y espera que las medidas y ayudas a las empresas que prepara el Gobierno puedan echar una mano a las empresas ante esta situación sobrevenida que daña al empleo y a la exportación de los muebles made in Yecla y que tendrá que calibrarse dentro de unos días hasta qué cotas puede llegar.

El comercio pide a Yecla «apoyo cuando esta situación acabe»

Otro sector que se muestra temeroso del futuro tras esta crisis sanitaria es el comercio. Desde ASOCOMY, su presidente, Adrián Soriano, indica que “de nuestros 164 asociados,100 hemos cerrado tras decretarse el estado de alarma. Solamente quedan abiertas las tiendas que han sido consideradas de primera necesidad, especialmente las que se dedican a la alimentación. Pero todos los comercios de moda, calzado, complementos, restauración, han echado su persiana. Estamos histéricos porque no sabemos cuando podremos abrir ni tampoco cómo afrontar las pérdidas que se generen. Lo que sí pedimos a la sociedad yeclana es que cuando volvamos a abrir, sea cuando sea, nos apoyen. Que compren en Yecla y ayuden a un sector que lo va a necesitar, que estén con el pequeño comercio, con la tienda de barrio”. Soriano explica que “las autoridades no han tenido que sancionar a nadie en Yecla. Todos hemos sido conscientes  de la gravedad del asunto y hemos cerrado sin más. Los que quedan abiertos son totalmente seguros  y hay un protocolo para que no pase nada. Pedimos eso sí que cesen las aglomeraciones porque el abastecimiento está más que asegurado”.

 

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos