spot_img
jueves, 20 junio, 2024
20.9 C
Yecla
spot_img
spot_img

Fuentealbilla recibe la maqueta de la escultura de Iniesta de Emilio Ibáñez

El padre y el abuelo del futbolista y el alcalde de la localidad manchega asistieron, entre otros, a la presentación del artista yeclano.

Texto: Martín Azorín Cantó

Fotos: Martín Cortés
(colaboración)

El escultor yeclano Emilio Ibáñez Azorín "Eibazo", presentó el pasado domingo, 17 de febrero, la maqueta de la escultura de Iniesta. La presentación tuvo lugar en Fuentealbilla, población natal del jugador del Barcelona.
Al acto acudieron, entre otros, el padre del futbolista, José Antonio Iniesta; el abuelo, Andrés Luján; el presidente de la Peña Barcelonista de Quintanar de la Orden y coordinador de las Peñas de Castilla-La Mancha, José Mayenco, y el alcalde de Fuentealbilla, Ángel Salmerón. También acompañaron al autor de la obra familiares y una docena de amigos, según ha manifestado Juan Jiménez Azorín, uno de los asistentes al acto.
La obra, en bronce, se colocará dentro de unos meses en Fuentealbilla, en una calle que se rotulará con el nombre de Iniesta.
La escultura del jugador, de estilo clásico y realista, es una obra viva, sugerente, impactante, de delicado movimiento, que evoca al jugador en el gol que hizo campeona del mundo a la selección española.
Emilio Ibáñez "Eibazo" es un escultor autodidacta, que aprendió el arte del modelado arrancando suspiros a la madera hace décadas en un taller de talla. Fue su inicio remoto en el arte, que fructificó, como hobby, hace tan sólo cinco años, desde que ingresó en el mundo del paro.
Su taller, amplio y luminoso, es una galería de bustos clásicos, psicológicos; bustos broncíneos -o modelados en barro-, donde aflora el alma de los protagonistas. Allí encontramos los retratos de su familia: padres, esposa, hijos, nietos y hermanos. Igualmente, observamos bustos de personajes yeclanos.
Entre los bustos realizados por Emilio Ibáñez se encuentran los de los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia; el del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y el de los jugadores de fútbol, Messi y Cristiano Ronaldo.
Emilio recibe en el taller numerosas visitas, que disfrutan de la belleza de sus esculturas. El artista, cordial y entusiasta, explica con precisión y detallismo, el proceso de su obra, que alcanza la grandiosidad en un busto gigante, autorretrato, de 10 metros de altura.
Con él dialogamos una tarde soleada y ventosa de este mes de febrero. En presencia de Juan Jiménez, de José Luis Domingo y de José Martínez, nos mostró su obra: admirable, en los bustos; magnífica y monumental, en un crucificado y en un espantapájaros.
La obra del Cristo crucificado -nos dice Emilio Ibáñez, "tardé en realizarla seis meses, bajo la supervisión del párroco de la Purísima, José Antonio Abellán. Es un Cristo sereno, que irradia paz y tranquilidad; un Cristo redentor". La escultura, con una sorprendente precisión anatómica, de 190 centímetros y un peso de 150 kilos, provoca devoción.
El "Espantapájaros" es una obra con sabor costumbrista, símbolo de la huerta, de evocaciones agrarias, que, posiblemente, hermoseará un espacio público.
Emilio Ibáñez, especializado en la escultura en bronce, trabaja también con barro, escayola, madera, materiales sintéticos, cera y hormigón.
spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos