El Yeclano se desquita aplastando al Muro

El equipo de Fernando García Sanjuán venció con autoridad con un juego que anuló el poder ofensivo de los alicantinos y supo tener el acierto suficiente para golear en La Llometa

Del dolor a la majestuosidad hay apenas un paso. De la frustración al éxtasis, solo seis días. Por primera vez un equipo ganó sin bajarse del autobús, cuando fue recibido por 500 almas entregadas a una justa causa. Una vez en el césped la victoria se convirtió en una preciosa melodía futbolística que hizo vibrar a una ciudad entera. El de La Llometa será un episodio escrito con mayúsculas en la breve y prolífica historia del Yeclano, un día donde la ilusión, el equilibrio, la entrega, el sacrificio y el acierto hicieron cicatrizar las heridas asturianas.
La empresa no era nada fácil. El Muro ha sido máximo goleador del grupo valenciano, cuenta con una plantilla de garantías y capaz de desarticular los argumentos defensivos más sólidos. No fue así. Desde que el colegiado dio inicio al juego los yeclanos hicieron que las lagunas zagueras alicantinas se convirtieran en océanos y que sus atributos atacantes se desdibujaran en una presión azulgrana que resultó letal.
Román pudo abrir en el marcador muy pronto, pero entre el guardameta y la zaga solventaron la situación. En el minuto 19 fue el turno del héroe de la tarde; Micky fue profeta en su tierra y envió a la escuadra una falta directa que disparó el éxtasis en los más de 500 yeclanos que se dejaron la voz en La Llometa durante más de dos horas de feliz delirio colectivo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar