spot_img
lunes, 5 diciembre, 2022
8.2 C
Yecla
spot_img
spot_img

TIRO LA TOALLA, ME RINDO

Quienes no hayan conocido la Feria que se montaba hace décadas en el centro de Yecla, lógicamente, no la echarán de menos

Tiro la toalla. Me rindo tras más de dos décadas dando la murga en esta página intentando convencer a las autoridades y al personal de que la Feria vuelva al centro de Yecla. Puedo prometer y prometo que en mi frustrado empeño no me movía la nostalgia de mis años mozos. Mi única intención era intentar recuperar la alegría y euforia que rebosaba en Yecla cuando las casetas y atracciones se montaban en las calles más céntricas. Me imaginaba la Feria en San Antonio y San José hasta San Cayetano, en la Plaza de España y San Francisco, con actuaciones en el Parque o por Los Rosales.

Yecla volvería a explotar contagiada de tantísima animación. Según lo veo yo, nunca tuvo que alejarse del centro, cuando empezó a trasladarse de un lado para otro en busca de un nuevo emplazamiento. La Feria pasó a celebrarse en las inmediaciones de la Plaza de Toros, luego en Camino Real y posteriormente en la avenida que une la Feria del Mueble con la carretera de Villena, y en algún que otro sitio más que ahora no recuerdo con exactitud. Incluso se ideó un recinto ferial donde Cristo perdió el gorro, frente al campo de tiro de Los Castillarejos. Los que ni por asomo nunca toleran una sola crítica ni en broma, me arrearon ‘pescozones’ varios y alguna patada dialéctica en el culo cuando escribí que de continuar así la Feria terminaría en la entrada de Pinoso y por las mismas, para no molestar a nadie, hasta allí podríamos llevarnos igualmente Semana Santa, las Fiestas de San Isidro y de la Virgen, y de paso nos poníamos a correr la vaca.

 

Yecla es un pueblo alargado, como la sombra del ciprés, y lo más justo y razonable para todos era ubicar la Feria en el centro. Pero por aquello de lo políticamente correcto, con tal de no disgustar a ningún barrio, había que llevar la Feria lo más lejos posible, aunque para llegar hasta ella nos condenaran a coger el coche o cargar con los críos a cuestas sudando la gota gorda. Al contrario que en muchas poblaciones donde la Feria es el gran acontecimiento del año por celebrarse en el mismo centro, donde hay bares de sobra para atender a todos en buenas condiciones durante 24 horas al día. Y todo el comercio que queramos, que también abre sus puertas en esos pueblos durante esos días uniéndose a la gran fiesta de la Feria. También conté en infinidad de veces que forasteros y amigos que nos visitan durante esa semana se sorprenden de lo triste y apagada que está Yecla en plena Feria…

¡En fin, me rindo! Este año me pego un chapuzón de realidad y admito que los tiempos han ido cambiando y que la Feria está muy bien donde está. Esta es la Feria que tenemos, la que nos han traído los nuevos tiempos. Diferente pero con las mismas ganas de pasarlo a lo grande. Que así sea. Y chimpún. (Posdata: Quienes no hayan conocido la Feria de antaño lógicamente no la echarán de menos. Porque estoy seguro de que si las nuevas generaciones tuvieran la oportunidad de vivir un solo año la Feria en el centro de Yecla ya no querrían que se moviera de allí nunca más).

spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos

Utilizamos cokies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar