SEMINARIO DE VIDA EN EL ESPIRITU

BASÍLICA LA PURISIMA

UN INSTRUMENTO DE EVANGELIZACIÓN
Del 8 de mayo al 24 de junio – Salones de la parroquia de la Purísima en c/ Don Lucio, 3

I .- El Seminario de la vida en el Espíritu, o de las siete semanas, como también se le conoce, simplemente es un plan de catequesis para jóvenes y adultos.

Los resultados y la experiencia acumulada, después de llevar impartiendo su enseñanza durante 40 años en más de un centenar de países de entre los cinco continentes, demuestran que es un extraordinario medio de evangelización y de conversión cristiana, tanto para "los que están lejos" como para el cristiano que aspira a una renovación espiritual.

Para nosotros es la mejor iniciación a la vida del Espíritu, tal como se vive en la R.C., como preparación para llegar a una nueva efusión del Espíritu Santo.
II.- El objetivo que se propone es el de llevar al cristiano, a través de un itinerario de interiorización de la Palabra y de conversión profunda, hasta un encuentro personal con el Señor Resucitado, que derrama sobre nosotros el Espíritu Santo prometido. O, lo que es lo mismo, trata de conducirnos a una experiencia del Espíritu de Cristo Jesús, Salvador y Señor, actualizando los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, de forma que el participante llegue a un compromiso cristiano y a su integración como miembro activo en una comunidad.
III.- Su método no consiste en ofrecernos una nueva religión, ni tampoco una catequesis completa de adultos, sino la substancia del mensaje cristiano.

Nos presenta, pues, el núcleo de la predicación cristiana, es decir, unas verdades bíblicas fundamentales, que forman el kerygma cristiano, centrando toda su enseñanza en Jesús que es la Buena Nueva y el objeto fundamental de la evangelización. No es solamente un cuerpo de doctrina, mucho menos un conjunto de verdades abstractas. Nos presenta a Cristo como la Buena Nueva, el don del Padre a cada uno de nosotros.
IV.- Los elementos de que se vale son la enseñanza, que siempre será bíblica, la oración espontánea y en la que todos participan, el testimonio de las maravillas del Señor en nuestras vidas, y el compartir espiritual, en apertura y comunicación. Todo esto es vivido en el seno de, y a partir de, una comunidad viva, que invocando la acción del Espíritu de Pentecostés, acompaña solícita a cada uno de los participantes.
V.- Una vez haya completado esta etapa del seminario, el cristiano ya integrado en una comunidad cristiana, carismática o como la queramos llamar, ha de ir recorriendo un largo camino de progresiva formación para aprender a ser auténtico discípulo de Jesús y hombre maduro en la fe. La vida del Espíritu que de forma más intensa habrá de vivir en los sacramentos y en la oración tanto individual como comunitaria, le capacitarán para el testimonio cristiano y para una acción evangelizadora.
Renovación Carismática Católica – Grupo “Piedras Vivas” YECLA

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar