spot_img
jueves, 20 junio, 2024
20.9 C
Yecla
spot_img
spot_img

CONCHA PALAO POVEDA, PREMIO CAPITÁN MORA- CONCEDIDO POR LA ESCUADRA LOS LUNA

“No se trata de innovar, sino de conservar la puereza de unas Fiestas únicas”

Marta Román

 Enhorabuena por el galardón. ¿Cómo recibió la noticia?

Mentiría si dijera que lo esperaba… Aunque mi relación con la Escuadra Los Luna proviene de años en los que he escrito crónicas para su publicación, cuando el presidente me llamó, yo pensaba que era para otra cosa. Incluso cuando me lo comunicó tardé unos segundos en asimilar que estaba hablando de este premio… Siento un profundo agradecimiento y cariño al recibirlo, que se acentúan cuando recuerdo que el capitán Mora fue un gran defensor de la pureza en nuestras queridas Fiestas y un devoto acérrimo a nuestra Patrona.

 ¿Cuáles son sus primeros recuerdos de las Fiestas de la Virgen?

Estoy vinculada a ellas desde muy pequeña. Ya en 1946 fui paje de mi tío Isidoro. Tres años antes lo habían sido mis hermanos mellizos con mi padre y yo no tuve que esperar. Lo recuerdo como si fuera ayer…

Además, mi abuelo había sido mayordomo del Bastón en 1920 y la tradición familiar se remonta hasta 2012, año en que mi yerno Fernando fue Mayordomo de la Bandera.  También fui la primera mujer pregonera en 1988. Cuando llega diciembre no puedo evitar que me invada un profundo gozo mientras espero que lleguen los días grandes de Yecla.

Usted ha vivido y documentado las Fiestas desde hace muchos años. ¿Cómo ha sido su evolución?

Como el capitán Mora defendía, no debemos intentar innovar, sino guardar la pureza de nuestras Fiestas Patronales.

Se trata de un patrimonio cultural muy poco común, ya que se unen el carácter militar y el religioso de forma natural. El hecho de que conservemos la estructura del alarde tal y como se desarrollaba hace 400 años, que ambos caracteres se hayan complementado tan bien y que las antiguas ordenanzas se guarden y protejan son los puntos clave de la buena salud de la que gozan las Fiestas. Hubo años en los que la participación descendió, más bien debido a motivos macroeconómicos que a la falta de fervor. Sin embargo, hoy en día gozan de una salud envidiable y deseo que así siga siendo.

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos