Hasta después de Semana Santa

Quedan prohibidas las reuniones de personas no convivientes en el interior de las viviendas en la Región

El objetivo principal es salvar el máximo número de vidas evitando una nueva ola tan dañina como la que provocó la Navidad en los primeros meses de este año procurando al máximo mantener controlada la pandemia de cara a las vacaciones de verano y a la espera de que no se detenga el ritmo de vacunaciones.

Así, esta semana conocíamos las principales restricciones que va a marcar nuestra vida desde ahora hasta después de la Semana Santa en cuanto l sector hostelero y a las reuniones particulares en domicilios se refiere y que también han caído como jarro de agua fría porque no se esperaba que fueran tan rigurosas: Las reuniones sociales entre no convivientes quedan “totalmente prohibidas” en el interior de las viviendas en todos los pueblos de la Región.

En la Hostelería se amplía a cuatro el número de no convivientes que se pueden sentar a comer en el interior de bares y restaurantes. En terrazas sigue siendo de cuatro. Estas normas estarán vigentes hasta el viernes 9 de abril y también pasan por el cierre perimetral de nuestra Comunidad Autónoma y el toque de queda nocturno a las 22.00 horas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar