Tomás Martínez Marco y su museo de réplicas de Picasso

> Afable y querido yeclano que mientras se ganaba la vida pintando paredes y fachadas se enamoró de Picasso > Tomás Martínez siempre quiso donar sus cuadros a Yecla y los yeclanos a través del Ayuntamiento

Yecla dice adiós a uno de sus pintores más destacados. Tomás Martínez Marco se despidió ante la consternación de muchos que regresaron del fin de semana conociendo la noticia por sorpresa. Aniceto López, Azorín Cantó y Puche Forte dedican sus artículos de este número a ensalzar la figura de este afable y querido yeclano que mientras se ganaba la vida pintando paredes y fachadas fue robando tiempo al tiempo para de forma autodidacta dedicar su vida a contemplar y emular a Picasso, adquiriendo una exquisita maestría a la hora de reproducir las obras más famosas del genial pintor malagueño. Tomás Martínez siempre estuvo dispuesto a donar sus reproducciones a Yecla y los yeclanos a través del Ayuntamiento con el deseo de fundar un museo al estilo de Albert Roses y sus réplicas del Greco. Tal y como nos recuerda en nuestra ‘Tribuna de debate” su íntimo amigo Aniceto López, el museo picassiano de Tomás Martínez “sería el mejor homenaje y reconocimiento a una vida de trabajo, esfuerzo y creatividad y al tiempo aproximaría la obra del pintor universal a todos los yeclanos y sobre todo a los estudiantes de los Institutos y de la Escuela Municipal de Pintura que tan excelentes resultados nos ofrece”.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar