spot_img
viernes, 1 marzo, 2024
4.7 C
Yecla
spot_img
spot_img

Los mayordomos de San Blas se animan hasta el 2017

Julián Palao y Fina García sustituirán a Pedro Martínez y Ana Puche, el matrimonio que este año ha organizado y encabezado los actos (Vea el reportaje completo de fotografías en nuestra edición impresa, con fotos de FOTO ESTUDIO MUÑOZ y Juan Cristóbal Muñoz)

Fue el principal comentario al inicio de las Fiestas de San Blas de este año, que mostraba la preocupación por el hecho de que, así como años atrás existía una lista interminable de candidatos a mayordomos, en la actualidad solo figuraban Julián Palao y Fina García para el 2014.

Pero el ‘susto» duró poco, porque finalmente las palabras del párroco de la Purísima, José Antonio Abellán, en la misa del domingo animando a que esta fiesta perdure después de siglos de tradición, no cayeron en saco roto y San Blas ha logrado perdurar al menos hasta 2017, ya que hasta ese año se han comprometido ya tres matrimonios.
Así pues, la festividad del Patrón que sana los males de garganta acabó con esta buena noticia después de haberse desarrollado bajo una fría temperatura y un fuerte viento helado que no echó abajo el entusiasmo de los mayordomos de este año, Pedro Martínez y Ana Puche quienes, junto a familiares y amigos íntimos, organizaron y encabezaron los principales actos con la colaboración de la Concejalía de Festejos cuyo edil, Juan Miguel Macho les acompañó en todo momento.
En la tarde del sábado, la hoguera a los pies de la hornacina de San Blas, junto al célebre Arco de los Reyes Católicos, calentó los primeros pasos de esta celebración donde los panes benditos y las ‘pajaricas» que los adornan son sin duda sus símbolos más representativos.
En la mañana del domingo cientos de familias con sus hijos participaron en la tradicional procesión, a la que junto al citado concejal se unió el alcalde de Yecla, Marcos Ortuño, recorriendo algunas de las calles más céntrica después de haberse dirigido desde la Basílica a la hornacina. De regreso a la Purísima se ofició una multitudinaria misa que finalizó con el reparto de los típicos ‘panecicos» de San Blas que los mayordomos distribuyeron sin tasa a todos los asistentes.
Por la tarde, los juegos populares infantiles en la Plaza del Ayuntamiento pusieron el broche final a esta festividad a la que todavía le quedan muchos años de vida. Por lo menos, y por ahora, hasta 2017.
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos