José Antonio Ruiz Díaz: “Ha sido una pésima Navidad para el sector con estas restricciones”

Asumió en 2020 el reto de retomar la desaparecida Asociación de Hosteleros de Yecla, en lo más crudo de la pandemia.

Ahora hace balance de otro duro año que acaba de terminar y pone el foco en el 2022, que espera que sea más esperanzador para su profesión

Alex Delegido

Ya terminaron las Fiestas de diciembre, con Nochebuena, Nochevieja… ¿Considera que ha sido una Navidad perdida?

En ciertos aspectos, sí. Hemos tenido una de las Navidades más restrictivas de toda España, con lo que muchos calificamos de toque de queda encubierto, porque eso es lo que supone cerrar la hostelería entre la una y las seis de la madrugada. Ha sido una Navidad mala para el sector y se ha hecho bastante daño, especialmente al ocio nocturno, pero también son muchos los restaurantes que no han podido hacer cenas de Nochevieja ni cotillones.

Y muchas de esas personas tenían el género comprado, y además una materia prima bastante cara: paletillas de cordero o cabrito, mariscos… Menos mal que los clientes, que son estupendos, siempre echan una mano, porque muchas personas se llevaron ese menú contratado a casa para cenar. Es algo que les agradecemos, su apoyo y ánimo constante a un sector tan maltrecho.

Es de suponer que la situación del ocio nocturno en Yecla es dramática, casi desesperada…

El ocio nocturno en Yecla vuelve a estar muerto otra vez. Con un aforo del 30% y las pistas de baile cerradas es imposible que estos compañeros puedan trabajar y además la medida se va a prolongar hasta el 14 de enero. El ocio nocturno estaría mejor cerrado y con ayudas específicas para ellos que abierto en estas condiciones. Nosotros siempre pedimos que se nos deje trabajar, lo preferimos a un cierre, pero trabajar implica tener algunas garantías que el ocio nocturno no tiene.

Además, las perspectivas son bastante pesimistas para ellos porque vienen meses complicados. Los estudiantes regresan a sus lugares de residencia, llegará el frío y enero y febrero siempre son meses complicados. Es una parte del sector a la que, o se le ayuda o muere. Pedimos que haya una nueva partida de ayudas para estos compañeros que están al límite.

¿Han calculado cuántos profesionales de la hostelería han tirado la toalla desde el inicio de la pandemia hace ya casi dos años?

Entre diez y 15 establecimientos han cerrado en todo este tiempo. Muchas personas han buscado un trabajo más estable y seguro, en la industria, para dejar atrás tantas preocupaciones… Algunos hemos tenido que pedir ayuda a la familia, otros han recurrido a los préstamos bancarios pero la pandemia ha sido demoledora. El sector de la hostelería está en fase de supervivencia. Salvar el negocio y mantener la viabilidad económica de nuestras familias es la prioridad.

¿Cómo ha funcionado la implantación del certificado COVID y cómo lo han aceptado los clientes?

Los primeros días fueron bastante caóticos porque aunque había mucha gente vacunada, la mayor parte de nuestros clientes, muchos no tenían descargado ni en el teléfono móvil ni en una copia de papel este documento. Por eso se produjo un aluvión de peticiones en muy pocas horas.

La valoración es bastante positiva. La gente se ha adaptado bien y nosotros lo hemos asumido como un trámite necesario para que nos dejen trabajar. Creo que va a ser algo temporal, porque no olvidemos que otras Comunidades importantes como Madrid o Castilla-La Mancha no lo piden. Además, siempre es peliagudo que se divulguen datos médicos de las personas, porque el certificado COVID no deja de ser eso y es algo que choca con el derecho a la intimidad de la gente.

¿Cuál es el balance que hace usted del 2021 que acabamos de dejar atrás?

Aunque ha sido un año muy duro, ha tenido algunas luces, como la vacunación. Lo que ocurre es que pensábamos que en 2021 se iba a terminar la pandemia pero no ha sido así. Nosotros, los hosteleros, empezamos el año cerrados y lo hemos acabado con fuertes restricciones, pero confiamos en que 2022 sea mejor. Ha sido un año de sufrimiento y resistencia.

¿Cuándo espera que llegue la mejoría en este año que ahora iniciamos?

El invierno aún será duro por la sexta ola y la dureza con la que ha golpeado la variante ómicron pero esperamos que la primavera traiga algo de mejoría y sobre todo que a partir del verano venga un punto de inflexión. Esperamos y deseamos que 2022 sea un gran año para nuestro sector.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar