“El barrio en el que vivo en Bogotá me recuerda a Yecla, pero al estilo colombiano”

Lucía Palao Andrés (1990) es una educadora social que tras pasar varios años en Francia como temporera decidió embarcarse en un viaje por Latinoamérica. Desde el pasado 17 de enero de 2017 ha estado en Méjico, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Colombia

• ¿En qué países de Latinoamérica has estado? ¿Qué te llevó a irte?
He pasado por México, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile. Salí de viaje porque considero que viajar libremente, sin plan de ruta, es una de las experiencias más extraordinarias que existen, y desde hace mucho tiempo tenía inmensas ganas de descubrir el continente latinoamericano.

• ¿Cuánto tiempo llevas allí? ¿A qué te dedicas?
Llevo viajando ya más de un año. Salí de Yecla el 17 de enero de 2017. Durante este tiempo pasé tres meses en México y desde el DF agarré un vuelo hasta Bogotá, donde me encontré con unas amigas yeclanas. Una vez en Colombia me he movido únicamente por tierra, en autobuses y en autostop hasta llegar a Chile. Ahora he vuelto con mi pareja, que es colombiano, a Colombia y pensamos establecernos una temporada por ‘acá’. Todavía no me dedico a nada en particular pues acabo de instalarme en Bogotá.

Durante todo este año me he considerado viajera de profesión, marchando al ritmo que me marca el corazón y el camino. He colaborado de muchas maneras con la gente que he ido encontrando a lo largo de la ruta. Desde trabajos con machete para limpiar jardines, colaborar en la elaboración de vino peruano, hasta trabajos de artesanía indígena.

• ¿Lo barajabas como posible lugar de residencia?
Nunca he tenido una vida muy planeada y me gusta dejarme llevar por mis deseos, por lo tanto sí, podría barajarlo como posible lugar de residencia. Considero Colombia como un paraíso en la tierra por su exuberante naturaleza y su cálida gente.

• ¿Son parecidos los latinoamericanos a los españoles?
Pues creo que en la actualidad somos bastante diferentes a nivel cultural y social, pero cuando España conquisto las Américas, impuso su religión, su idioma, su arquitectura… en definitiva su forma de vida. Con los años y la liberación, ellos han podido reestablecer muchas de las tradiciones que se prohibieron, han mantenido muchas de las lenguas nativas (hay muchísimas) y han podido recuperar su identidad cultural, ya mezclada con la nuestra. Por lo tanto, viajando por América Latina una va encontrando infinidad de referencias de nuestra cultura, pero ya modificadas al estilo latino. Pienso que finalmente todos somos seres humanos y como tal hermanos y hermanas.

• ¿Cómo es la vida allí?
La vida aquí es muy diferente en según qué lugares. Hay tres hábitats diferenciados: costa, sierra y selva. El carácter y los hábitos de sus pobladores suelen ser distintos en cada lugar, pues el clima, las materias primas, los trabajos, los ritmos no son los mismos. ‘Ahorita’ me encuentro en la ciudad de Bogotá y la vida en una gran ciudad no es tan diferente de la de cualquier ciudad.

• ¿Qué es lo que más te gusta de la ciudad en la que vives?
Siendo la ciudad más grande en la que he vivido nunca, el barrio en el que estoy me da la sensación de estar en un pueblo como Yecla, pero al estilo colombiano, la gente se saluda y hay una relación cercana, cariñosa. En las calles siempre hay mucho movimiento. Esta ciudad cuenta con un buen sistema de carril bici que hace mucho más agradables los desplazamientos. La oferta cultural es muy grande y siempre hay algún evento interesante. Y por último, me gustan mucho los cerros boscosos que rodean la ciudad y que se miran desde cualquier punto, y ver el verde en la ciudad para mí siempre es un placer.

• ¿A la hora de adaptarte, qué fue lo que más te costó? ¿El idioma es diferente?
Soy una persona muy adaptativa y me encanta vivir otros tipos de vida, no he tenido problemas de adaptación ya que me encanta probar cosas distintas y cuando algo no me gusta intento moverme y cambiar de situación.

El idioma es el mismo pero es muy diferente y una, a veces tiene que asegurarse de que los significados sean los mismos, pues hay muchas palabras iguales pero de distinto significado, al igual que evitar utilizar otras. Por ejemplo regalar, en España es hacer un regalo, aquí se utiliza como el verbo dar. Y muchos también saben ya porque evitar el verbo coger.

En algunas ocasiones he tenido problema para que me entiendan por el hecho de pronunciar la “c”, ya que aquí ese sonido no se utiliza. Es además la forma que ellos y ellas tienen de burlarse e imitar el acento español, acentuando el “ceceo”.

• ¿Qué es lo que más echas de menos de Yecla?
Lo que más echo de menos de Yecla, sin duda alguna es a la familia y a los amigos, cosas únicas e irremplazables.

• ¿Cuáles son tus planes de futuro? ¿Barajas la idea de quedarte en este país más a largo plazo o por el contrario quieres volver?
Siempre se me dio muy mal hacer planes de futuro. Por lo pronto me quedare por ‘acá’ una ‘temporadita’, pero la idea es no estancarse y seguir conociendo mundo y descubriendo otras culturas.
Volver a Yecla, siempre se volverá, y con mucho gusto,aunque solo sea de visita, ya que es el pueblo donde nací y donde están y estarán todas mis raíces.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar