Concha Palao Andrés: “El 2021 nos preocupa porque podría aumentar la demanda de ayuda”

Es una mujer con vocación de servicio público como demostró siendo concejala con el anterior alcalde, Juan Miguel Benedito.

Ahora que dispone de más tiempo, Concha Palao lo está entregando a los que menos tienen como nueva responsable de Cáritas Yecla

¿Qué le ha impulsado a dar el paso de responsabilizarse de este colectivo? ¿Cuál ha sido su trayectoria en Cáritas?

Llevo diez años en Cáritas. Llegué con el anterior director, José María Alonso, que me encargó gestionar la casa de transeúntes y esa ha sido mi principal experiencia en Cáritas. Sobre lo que me impulsó a dar el paso , estas cosas suceden así. Te lo proponen, te asustas, pero luego lo piensas bien, te animas y sobre todo, cuentas con el apoyo de los más cercanos, de tu familia. Esto me llevó a dar el sí. Sobre todo pensando que Dios me ayudará y que hay un excelente equipo trabajando ahora mismo. Yo soy la cara visible pero sin ellos no se podría hacer nada. En Cáritas todos somos iguales.

¿Qué objetivos se ha marcado y cuáles son sus prioridades?

No tengo objetivos más allá del día a día. En esta situación tan complicada que estamos viviendo, la prioridad es preparar los alimentos cada semana para las familias que los necesitan. Queremos poder dar una respuesta rápida y efectiva. No miramos a largo plazo porque no es el momento de grandes retos, sino de ser eficaz y eficiente porque muchas personas así nos lo piden.

El coronavirus ha generado también, además de la crisis sanitaria una grave crisis económica… ¿Cómo está siendo este último tramo de 2020 y cómo cree que será el 2021?

El 2021 nos preocupa mucho en Cáritas. Es una incertidumbre total. Desconocemos si las vacunas serán eficaces, si la normalidad se va a restablecer a lo largo del año, si las medidas sanitarias de distanciamiento se podrán revertir. Espero que la crisis económica en Yecla no se sienta con tanta virulencia como en otras poblaciones. En cuanto a 2020 ha aumentado la demanda de ayuda en Cáritas, no de forma espectacular, pero hay más gente que viene a llevarse alimentos, ropa o que no pueden pagar sus recibos de suministros básicos. Pero también hemos tenido cosas positivas. Por fin Cáritas cuenta con su nueva sede, gracias al Ayuntamiento que colabora siempre con nosotros. Está adaptada a nuestras necesidades y así podemos prestar mejor nuestro servicio. Quiero dar las gracias a las Concejalías de Política Social y Servicios Públicos.

¿Cuál es el perfil común, si es que existe, de las personas que asisten a Cáritas en busca de ayuda?

No existe un perfil determinado. Quiero dejar claro que cualquier persona puede necesitar ayuda en un momento determinado. Cáritas no mira el color, la procedencia o la nacionalidad de las personas que acuden. Cáritas atiende a las personas, no a inmigrantes ni yeclanos, a personas. Pero respondiendo a la pregunta la crisis va avanzando y cada vez hay más familias locales que vienen a nosotros. No es algo nuevo, por desgracia esto pasó ya cuando se desató la crisis económica de 2008 que fue muy dura en Yecla. Este año, además de los alimentos estamos pagando muchos recibos de gas butano para que las familias puedan calentar sus hogares, también estamos entregando mantas porque el verdadero frío está a la vuelta de la esquina. Y gracias a la Asociación de Mayordomos hemos repartido muchos juegos de toallas hace muy pocas semanas. Quiero aprovechar para dar las gracias no solo a ellos sino a todas las entidades que colaboran con Cáritas y a las personas y empresas de Yecla que hacen donaciones porque son fundamentales. Ahora, la prioridad es la ropa de abrigo para los niños. 

 

¿Cómo están en este momento en cuanto a voluntarios? Imaginamos que tienen un grupo de trabajo estable..

Ahora mismo en Cáritas somos un grupo de trabajo de unos 25 voluntarios. Unos preparan las bolsas de comida, otros recogiendo los alimentos de la campaña de donación en los colegios, otros empaquetando los juguetes, otros embolsando la ropa para niños, como chaquetones, zapatillas o chándals… Pero siempre con un seguimiento estricto de los protocolos de seguridad que marcan las autoridades sanitarias. Además, tenemos a las mujeres que llevaban el ropero, que ahora mismo no es viable sanitariamente y no está operativo pero ellas siempre que las necesitamos están dispuestas a ayudar. En cuanto a cualquier persona que desee formar parte de Cáritas como voluntario no tiene más que acercarse a hablar conmigo, o con otros voluntarios como Pedro Herrero o Pedro Soriano y conocer su disponibilidad porque aunque en Cáritas se atiende al público solamente miércoles y viernes por la mañana son muchos los días y las horas que se le dedican.

No podemos terminar la entrevista sin hablar de la labor de su antecesor en el cargo, José María Alonso, que ha estado al frente de Cáritas durante la última década…

Solamente puedo tener palabras de reconocimiento para José María Alonso, que es un referente en Cáritas. Es una persona buena, solidaria y generosa. Yo, como todos los que hemos trabajado con él, tengo que estar agradecida por su enorme trabajo. Ha dejado una profunda huella y aunque ha acabado su época, debo decir que se ha brindado a seguir a nuestra disposición si nos hiciera falta.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar