Inmaculada Hernández, una yeclana de moda

Ha presentado sus primeros modelos en la ‘Mercedes Benz Fashion Week’ y este año culmina sus estudios en la Escuela Universitaria de Madrid

Ha sido la primera vez pero todo apunta a que se trata de la entrada por la puerta grande a una larga y fructífera carrera en el mundo de la moda. Se llama Inmaculada Hernández y con tan solo 21 años ha presentado sus primeros diseños en la pasarela oficial ‘Mercedes Benz Fashion Week Madrid’ logrando que ninguna de sus creaciones pasaran desapercibidas.

Desde 2015, Inmaculada Hernández avanza en sus estudios en Madrid, en la Escuela Universitaria de Diseño de Moda, Innovación y Tecnología. Lo que viene a ser lo mismo, se halla inmersa en su último año de carrera, asistiendo a las clases que imparten entre otros Daniel de las Heras, Rafael García y María Tamames, destacados nombres propios en el mundo del diseño de moda y la confección.

Pero a pesar de su jovencísima edad, Inmaculada Hernández ha tenido ya la experiencia de bordar sus primeras ideas en el taller de Lorenzo Caprile durante 2017 y de Roberto Torreta en 2018, diseñadores cuyas reputaciones hablan por sí solas. En la actualidad desarrolla toda su creatividad como ‘junior designer’ en el departamento de diseño de bolsos de El Corte Inglés donde principalmente ha asumido la responsabilidad de sacar adelante las nuevas colecciones.

El próximo curso inicia su especialización en diseño en punto digital en Barcelona

Un sueño que se ha bordado en realidad, hilvanado desde la primera puntada con el principal apoyo y reconocimiento que hoy la sigue impulsando: el aliento incondicional de sus padres desde que siendo muy niña empezó a imaginar que toda su vida giraría en torno a diseños, tejidos, pasarelas y moda.
De hecho, Inmaculada Hernández no para de zurcir proyectos. Tras su debut en ‘Mercedes Benz Fashion Week Madrid’ el pasado 23 de enero, se ha ganado a pulso una beca para reforzar su especialización en diseño en punto digital en Barcelona durante el próximo año y en breve tiene previsto también asistir a la ‘Feria Premiere Visión’ de París.

Además, en la conversación mantenida con este periódico Inmacula Hernández ha desvelado que continúa con su proyecto de “crear una firma de moda sostenible para el Trabajo de Fin de Grado. La marca se llama EDIT Studio (Ethical Design Innovation Textil), y nace de la necesidad de cambiar los hábitos de consumo repensando el futuro de la moda, hacia una economía circular. EDIT Studio une artesanía, tecnología y sostenibilidad”.
En cuanto a sus diseñadores y marcas de referencia, Inmaculada Hernández confiesa que “me gustaría un día llegar al nivel de ECOALF, marca de moda española pionera en sostenibilidad. o a diseñadores como Jil Sander, Jacquemus, Monse Maison o ACNE studio”.
2019 continúa siendo un año decisivo en la trayectoria de Inmaculada Hernández, la joven yeclana diseñadora de moda que ha empezado con paso firme a tejer su futuro en un mundo difícil en el que, como ella, solo sobresalen quienes consiguen hacer de su vocación el único patrón que para siempre confeccionará su vida.

‘Looks’ innovadores sobre la pasarela ‘Mercedes Benz Fashion Week Madrid’

Tres ‘looks’ diferentes fueron los presentados por la joven diseñadora yeclana Inmaculada Hernández en la ‘Mercedes Benz Fashion Week Madrid’ y que desfilaron por la pasarela oficial vistiendo a modelos de la reconocida agencia ‘Pin Up’: Un top asimétrico con solapa, junto con pantalón en tejido metalizado neutralizándolo con vestido lencero azul marino. Un segundo conjunto de traje de chaqueta de algodón reciclado con triple solapa y pantalón con técnica de costura a mano, con top debajo de cuello alto en tejido técnico impermeable. Y un tercer ‘look’ de jersey confeccionado con Shima Sheiki, última tecnología en punto digital, con falda midi plisada y un plumas guateado artesanalmente con pespunte a contraste.

Cada ‘look’ llevó un bolso, como parte más importante de la colección en cuanto a investigación y desarrollo tecnológico: dos de ellos hechos con metacrilato cortados en cortadora láser, y gusset ó fuelle cortado con una técnica que permite darle al material máxima flexibilidad. Y un tercer bolso realizado en impresión 3D, en FAMA, con la ayuda de Félix López Gil. Cada pieza tardó en imprimirse una media de 38 horas y están ensambladas mediente una costura con hilo de alambre negro.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar