spot_img
jueves, 20 junio, 2024
20.9 C
Yecla
spot_img
spot_img

DE LA PROGRESIVA INCAPACIDAD DE COMUNICAR DEL INDIVIDUO CONTEMPORANEO A LA PALABRA DE NUESTRO PREGONERO DE FIESTAS

Lola Vicente

En Yecla se viene dando voz en múltiples ocasiones a la ciudadanía, a sus pasajes e inquietudes, a sus deseos. Y se viene haciendo al compás de la vida, con actuaciones, exposiciones, con música o atractivos certámenes de índole variada desde la gastronómica, a la vinícola, a la belleza personal o a la del mobiliario con rasgos innovadores de certera puntería.

Podríamos recordar cosas que irrumpen con vital resonancia y actualidad en la vida del yeclano mas, hablemos hoy del Pregón de nuestras fiestas, pues he aquí que su palabra está llegando con fuerza y expectación, y aunque nos llegue en ocasiones con poesía, con discursos o con pláticas, con presentaciones variadas, con el Pregón lo hace de la manera más destacada.

Tomemos buena nota ahora, cuando la palabra comienza a ser monosilábica y a dar signos de escasez. La palabra es víctima del whatsApp, especialmente entre los jóvenes, que a veces no consiguen explicar hablando la situación más simple. Se empuja desde niños al manejo del teléfono móvil. Sabemos que el whatsApp puede conformar un lenguaje encriptado aleatoriamente a gusto del consumidor – a excepción de los de alta clase social, que prohíben el uso del móvil a los suyos, hasta que son adultos – .

De hecho, comienzan a surgir centros como El Carmen de Valencia en los que el director del Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana y director del centro mencionado, José Luis Pérez Pont, presenta, acompañado por el artista Pablo Bellot, una exposición que trata de dar cuenta de la incapacidad de comunicar del individuo contemporáneo, con ejemplos de un coche y la piedra del fin del mundo, que hacen estremecer al observador.

Tanto Antonio, ¡tanto! has trabajado, durante años que, además de la radio y de sostener tu actividad esencial: El periódico Siete días Yecla, dando semanalmente cuenta de cuanto acontece, has conseguido hacerlo imprescindible, atractivo; a mantenerlo con dignísimos periodistas y algún especial colaborador, mago del humor, por ejemplo. Por tu integridad, por tus desvelos como hacedor, te has ganado ser nombrado pregonero este año de nuestras fiestas mayores.

En Yecla, tu palabra en este caso, va a cobrar su protagonismo anual más destacado sin duda, ya que requiere altura e importante erudición, para enriquecer la popularidad cobrada por el Pregón. Irrumpirás con tu voz, con las peculiaridades de Antonio Martínez-Quintanilla y Puche, que aceptó su nombramiento y disfruta de los honores acostumbrados al Pregonero. Un nombramiento, que requiere serena disposición y firme actitud.

Un final de año extraordinario para ti, como has confirmado al estar rodeado de otros acontecimientos importantes. Que sea en buena hora, que así ha de ser y todos felices.

Dejaremos que te explayes. Estamos deseosos de escucharte.

DE OIRTE HABLAR DE LAS FIESTAS – PORQUE EL PREGÓN ES ESO -.

Pero en público, en lo alto de un escenario, elegante, como has de ir. Figura magna entre los yeclanos.

Dejemos que hables, “que hagas de las tuyas” y esperemos que el Gran Pregón, preparado para que dure media hora, resuene en el Teatro Concha Segura, entre un auditorio amplio y contundente; entre amigos y admiradores que aplaudirán a rabiar; los mismos que darán fe de la “maña y el apaño”, de la exquisitez de las palabras que desplegarás ante los presentes, encantados de escucharte.

Y mientras tú te recreas, valorando la trascendencia del momento, encubrirás como puedas, las matemáticamente precisas sacudidas interiores -porque algunas ligeras palpitaciones asaltarán al emocionado Antonio, durante sus primeras frases como orador-, más de inmediato continuarás sereno y seguro, hasta el final; hasta acabar con el lujo de un Pregón Sobresaliente en definitiva, que te hará pasar a la historia de los pregoneros de Las Fiestas de la Virgen, nuestra Patrona, la Inmaculada Concepción.

Y no podréis negarme, amigos míos, que corro todo un riesgo al anticiparme a los hechos llamándolos gloriosos. Pero es que, Antonio M-Q., me brinda tal confianza que. . .

. . . Que Viva Antonio Martínez-Quintanilla y Puche, que viva Yecla, que ¡VIVA LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN, NUESTRA VIRGEN DEL CASTILLO!

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos