spot_img
lunes, 17 junio, 2024
19.2 C
Yecla
spot_img
spot_img

ENTREVISTA: ANTONIO QUINTANILLA – PREGONERO DE LAS FIESTAS DE LA VIRGEN

Exultante de felicidad… Así se encuentra el director de SIETE DÍAS y COPE YECLA ante el momento de la verdad. Este sábado 2 de diciembre, a las 19 horas en el Teatro, pronunciará el Pregón de Fiestas

Creo que esta es la entrevista perfecta para dejar de lado el “usted”. Así que… ¿Cómo te encuentras a sólo unos días del Pregón? ¿Cómo van los nervios?
La verdad es que desde que nació este periódico y trabajamos juntos esta es la situación más insólita que nos ha tocado vivir, y mira que nos ha pasado de todo, pero de absolutamente todo. Me encuentro muy ilusionado y expectante, más que intranquilo, por la responsabilidad que supone pregonar las Fiestas de la Virgen. Sé que va a ser una experiencia que no voy a olvidar nunca.

¿Cuándo supiste que eras el Pregonero, qué ha supuesto para ti y cuánto tiempo has tenido que guardar el secreto?
El presidente de la Asociación, José Luis Soriano Morata, me lo comunicó en mayo y fue durante el verano cuando más o menos redacté el Pregón, aunque cada vez que lo leo añado, elimino, cambio de sitio o corrijo algún párrafo o frase. Por eso desde hace dos semanas, y siguiendo el consejo de mi Maite, decidí darlo por concluido y guardarlo en un cajón hasta que me concentre en repasarlo cuando queden pocos días.

Aunque no lo desvelarás hasta el sábado durante el Pregón… ¿Cuáles son las líneas maestras en las que has basado tu intervención de este sábado en el Teatro Concha Segura?
Como todos los pregones está basado en experiencias personales. Poco más debo revelar. No obstante, sí te puedo adelantar que voy a pregonar nuestras Fiestas desde un punto de vista que nunca antes se ha tratado por ninguno de los pregoneros que me han precedido. Modestamente, ese enfoque diferente quiero que sea mi aportación a la historia de los Pregones de las Fiestas de la Virgen.

Has tenido la oportunidad de vivir las Fiestas, primero como un yeclano más, y desde hace casi un cuarto de siglo como director del periódico más longevo de la Historia de Yecla… ¿Cuáles son las diferencias entre ambas formas de vivir y disfrutar las Fiestas?
Más que diferencias creo que son formas de vivir las Fiestas que se complementas y retroalimentan. Mi “visión informativa” de las Fiestas de la Virgen se sustenta en haberlas conocido con detalle por dentro desde hace ya muchos años. En la radio, primero, y posteriormente en el periódico, esas vivencias han contribuido a moldear la imagen de las Fiestas de la Virgen que siempre he tratado de transmitir a oyentes y lectores.

¿Cuál es tu primer recuerdo de las Celebraciones Patronales? ¿Cómo ha cambiado la forma de vivirlas y celebrarlas desde que eras un niño hasta la actualidad?
Mi primer recuerdo es sin duda la primera vez que salí disparando con el traje y los arcabuces de mi padre en 1.977, con 16 años. Aquella primera vez la recuerdo cada año cuando llegan las Fiestas de la Virgen. Mis padres eran muy devotos de la Virgen del Castillo y unos amantes entusiastas de estas celebraciones que nos transmitieron a todos los hermanos. En cuanto a la forma de vivirlas, llevo 46 años saliendo, primero con los libres, luego como fundador de la Escuadra Arabí hasta que regresé de nuevo a los libres y desde 2017 pertenezco a la Escuadra El Paso de la Bandera. Ahora las disfruto plenamente en compañía de mi familia, amigos más íntimos y compañeros de Escuadra. Me emociona mucho ver a mis hijos desfilando a mi lado.

En unas Fiestas tan entrañables hay siempre muchos momentos destacables pero… ¿con qué instante o con qué acto te quedarías? ¿Cuál es el que más te gusta y por qué?
Sin dudarlo, las “Arcas cerradas”. Para mí son el momento más culminante de nuestras Fiestas de la Virgen, en el transcurso de la Alborada, la Bajada, la procesión de la Virgen, la Minerva y la Subida, dando las tres vueltas al pino. Siempre que oigas el estruendo de las Arcas cerradas me verás a mí disparando mis arcabuces o en primera fila porque no me suelo perder ninguna.

En cuanto a momentos entrañables, sin duda, la primera vez que salió mi hijo Ramiro a mi lado vestido de tiraor y cuando también se animó mi hijo Jesús. Ahora estoy a la espera de que se anime mi hijo Antonio, aunque estas cosas conviene no forzarlas. Mi hija Hortensia me ha acompañado también en muchas Alboradas porque le encanta pegar tiros. Y también me sentiría muy feliz si un día mi hija saliera conmigo en la Ofrenda al igual que este año me va a acompañar mi mujer. Los “tiraores” que lean estas líneas sabrán perfectamente a los sentimientos que me refiero.

Finalmente, nos gustaría que animaras a los lectores a asistir al Pregón en el Teatro y a disfrutar de las inminentes Fiestas…
Para los que estamos deseando cada año que empiecen las Fiestas de la Virgen, el acto del Pregón resulta muy emocionante porque significa que las Fiestas ya están a la vuelta de la esquina. Por eso estoy seguro que volverá a llenarse el Teatro de nuevo.
A quienes conocen y aman nuestras Fiestas poco o nada podemos decirles que no sepan porque seguro que volverán a ser las mejores de su vida como ocurre cada año. Para quienes no las conocen quizás les anime saber que las Fiestas de la Virgen son únicas en el mundo. Solo pueden contemplarse en Yecla donde ha permanecido el ancestral ritual durante 381 años. Ahora que están en pleno auge los grupos y asociaciones de recreadores históricos, conviene recordar que desde hace más de tres siglos las Fiestas de la Virgen vienen siendo una recreación histórica que año tras año conmemoran fielmente los mismos acontecimientos, durante los mismos días, los mismos horarios, los mismos personajes y el mismo ceremonial que cuando ocurrieron en 1642. Los que no vengan a las Fiestas de la Virgen no saben lo que se pierden.

 

 

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos