spot_img
jueves, 20 junio, 2024
20.9 C
Yecla
spot_img
spot_img

YECLA VUELVE A PROCESIONAR SU SEMANA SANTA

Alfonso Hernández Cutillas

La lluvia deslució y dejó sin poder celebrar algunos de los desfiles procesionales de la Semana Santa del año 2019. La terrible Pandemia volvió a caer como una losa en pueblos y ciudades, en los corazones, en los sentimientos, en el dolor y en las plegarias de los cofrades, al ver nuevamente interrumpidas durante dos años consecutivos los desfiles y procesiones en todo el territorio nacional.

De nuevo en este año 2022, los desfiles y procesiones lucirán bajo el cielo limpio y azul de esta Yecla milenaria con clamor de multitudes. Las tradiciones de los pueblos son muy difíciles de cambiar o de romper pese a estos dos años de dolorosa y trágica pandemia, de silencio, de penitencia y de espera contenida de los pueblos, de los cofrades, de los nazarenos y de sus Hermandades por recobrar ansiosos tan esperadas y deseadas celebraciones

Los yeclanos ausentes volverán a la tierra que les vió nacer para pasar y compartir unos días con los amigos y con sus familiares, para recordar todos y cada uno de los actos, desde el Viernes de Dolores al Domingo de Resurrección. De recordar y vivir los peculiares momentos de la simpática y tradicional procesión de los “Farolicos” o el acto de “La Cortesía” o de volver a contemplar la joya más hermosa de Yecla en los días delJueves Santo y Viernes Santo al paso del inigualable trono con la Virgen de los Dolores o de las Angustias, como aquí la conocemos.

También los niños esperan ansiosos la Semana Santa de este nuevo año. Ellos sueñan con las trompetas y los tambores, con las bandas de músicas, con caramelos y aleluyas, con palmas y “Farolicos”, con desfiles de romanos y judíos, pero también, con una semana de misterio, de penitencia y de dolor que por su edad todavía no alcanzan a comprender.

Muchos son los yeclanos llevados de su entusiasmo por nuestra Semana Santa, creando desde hace ya algunos años nuevas imágenes y hermandades, materializando su fervor en nuevos Pasos. Esa es la juventud sana que sigue el curso de la historia abrazándose a las tradiciones de su pueblo. Y mientras discurren por las calles neoclásicas de esta noble ciudad sus Cristos y sus Vírgenes, en las casas se ofrecen las ricas empanadas para obsequiar a amigos y parientes entre el estruendo fervoroso de trompetas y tambores, de marchas procesionales, de bandas de cornetas y tambores, de nazarenos y de tronos ricamente adornados con perfumadas flores, representando el drama viviente de la Pasión.

Todos mayores y pequeños volveremos a presenciar los desfiles procesionales de nuestra ciudad, convencidos de que en este nuevo año, lucirán con verdadero esplendor y aclamación general., Y un año más la Semana Santa, seguirá despertando en las nuevas generaciones el amor a sus tradiciones, porque la tradición de los pueblos en su historia y es su vida.

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos