Francisco Brines, premio Cervantes, su visita a Yecla

El pasado día 16 del presente mes de noviembre nos despertábamos con la noticia de que al poeta valenciano Francisco Brines le había sido otorgado el valiosísimo Premio Cervantes, máximo galardón de las letras españolas que concede el Ministerio de Cultura a propuesta de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Este premio le fue concedido “por su obra poética, que va de lo carnal y puramente humano a lo metafísico y espiritual hacia una inspiración de belleza e inmortalidad”. Palabras del ministro de cultura José Manuel Rodríguez Uribes, acreditando la decisión del jurado.
Al conocer la noticia todos los miembros del Círculo Poético lo celebramos debido a que este poeta nos es conocido personalmente por haber estado en Yecla en mayo del 2.002, invitado por nuestro ex-presidente, Cristóbal Guillem (al que nunca olvidaremos), para el acto fundacional del Círculo Poético. Cristóbal quería a la vez fundar e inaugurar el Círculo con un poeta de primera línea. Brines nos hizo pasar un rato maravilloso con la lectura de sus poemas que se llevó a cabo en el aula de Cultura Azorín de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (hoy Banco Sabadell).

Francisco Brines, es académico de la Real Academia de la Lengua Española con la letra X mayúscula. Ha recibido entre otros premios, y por nombrar algunos, ya que son muchos: Premio Adonais, 1.960; Premio de la Crítica, 1.967; Premio Nacional de Literatura, 1.987; Premio Nacional de las Letras Españolas, 1.999; Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, 2.010; y por último Premio Cervantes, 2.020. Y aquí lo dejo.

Por su trayectoria como poeta se dieron cita en el Aula de Cultura, además de los componentes del Círculo Poético, diversas personalidades yeclanas derivadas de la cultura y la política, como también el presidente y miembros del Ateneo Literario de Yecla, el director de la Casa Municipal de Cultura y profesores de Lengua y Literatura de los institutos ‘Azorín’ y ‘Castillo-Puche’.
Brines pertenece a la Generación del 50, o del Medio Siglo, son los llamados niños de la guerra, que nacieron en los años 20 y principio de los 30 del pasado siglo y empezaron a publicar en la década del los 50. En la lectura de sus poemas, en un momento, dirigiéndose al público nos dijo: “No es usual la existencia de círculos poéticos de estas características, aunque sí hay muchos lectores de poesía. Esto es así porque la poesía es un acto de carácter individual e íntimo. Es un privilegio para Yecla contar con una agrupación de este tipo”.
Gracias señor Brines por decir que “es un privilegio para Yecla contar con una agrupación de este tipo”. Aunque, permítame discrepar con usted en cuanto a que hay muchos lectores de poesía. No lo creo así.

Al terminar el acto fundacional y su pausada y lenta lectura de poemas, que hacía que nos llegara a todos los allí presentes, nos fuimos a cenar al Hostal Avenida. Recuerdo que caí frente a él y tuve la suerte de conversar ‘in situ’ durante toda la velada. Hablaba de sus compañeros de generación como verdaderos amigos o hermanos, resaltaba las cualidades y defectos de Jaime Gil de Biedma, o de José Agustín Goytisolo, etc. pero no hablaba de ellos exaltando o menospreciando su obra literaria sino que lo hacía a modo de compañerismo, desde la amistad. Cenaba despacio y, a veces, reía con alguna de las anécdotas que le había sucedido junto con ellos, sus ojos detrás de los cristales de sus gafas se ponían brillantes y sonreía como queriéndole aparecer alguna lagrimilla con los recuerdos.

Brines nació en Oliva (Valencia), y a esta tierra en sus poemas la llama “Elca”. De su poemario “El otoño de las rosas” dejo esta estrofa del poema “Lamento en Elca”

Llega la noche a pasos muy cansada,
arrastrando las sombras
desde el origen de la luz,
y así se apaga el mundo momentáneo,
se enciende mi conciencia .
Y miro al mundo, desde esta soledad,
le ofrezco fuego, amor
y nada me refleja.

Sin extenderme más, desde aquí le rendimos nuestro pequeño homenaje y le deseamos que viva muchos años para poder disfrutar de este bien merecido premio y de los demás galardones obtenidos. Un hasta siempre.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar