Los agricultores de Yecla, en lucha contra los bajos precios

Tomarán parte en la movilización a nivel regional que tendrá lugar el viernes 21 de febrero en Murcia

La presidenta de COAG , Adela Bernabéu, señala “la indefensión que sufrimos”

El hartazgo y la situación tan crítica que padecen por los bajos precios que se les paga por los productos que cultivan han motivado las protestas de agricultores y ganaderos a nivel nacional en los últimos días y esa indignación ha llegado a Yecla. El próximo viernes 21 de febrero, decenas de vecinos de nuestra ciudad que se dedican al campo participarán en la gran manifestación convocada en la capital regional y que hará paradas tanto en el Palacio de San Esteban como en la Delegación del Gobierno, para reclamar el apoyo de las Administraciones Públicas frente a lo que califican como “poder desmesurado de las cadenas de distribución que son las que fijan los precios”, como destaca la presidenta de COAG en Yecla, Adela Bernabéu. “Es terrible que cada año, al comenzar la campaña de recolección, no sepamos el precio que vamos a cobrar por nuestros productos. Esto no es un problema regional, ni siquiera nacional, es europeo. Ha llegado el momento de protestar porque los agricultores sufrimos unos precios obsoletos y, como además somos consumidores, sabemos el margen tan abusivo de beneficio que tienen las cadenas de distribución. No hay derecho”.

Bernabéu explica que “las medidas del Gobierno sobre subida de salario mínimo o el incremento del precio de los carburantes tampoco son responsables de la situación pero no favorecen. Cualquier persona que trabaja busca obtener una rentabilidad pero ahora es imposible en este sector y por eso muchos jóvenes no quieren dedicarse a la agricultura. En COAG tenemos 250 socios que, como cualquier persona que se dedica a esto, atraviesan verdaderas dificultades”.
Muchos de ellos saldrán el viernes de la semana que viene en los autobuses que COAG fletará, aunque también se suman a la protesta otras organizaciones agrarias como UPA o ASAJA, sindicatos como CCOO y UGT y asociaciones de consumidores.

También esta semana la Asociación de Agricultores de Yecla explicó en un comunicado que se suman a la manifestación y explican que “la realidad de la agricultura yeclana es límite, pero no desde estos últimos años, si no de décadas atrás, con precios de producto en origen del siglo pasado. Pedimos a nuestros políticos de todas las administraciones, la máxima implicación e interés, puesto que está en grave peligro la pervivencia de un modo de vida tradicional, el futuro de muchas familias, que dependen de este sector económico, como también el paisaje tradicional de nuestro entorno y la población rural. Queremos la máxima participación y movilización de agricultores y ganaderos y la asistencia a dichas movilizaciones”, señalan.

Adela Bernabéu está plenamente de acuerdo. “Queremos unión en el sector. Es mucho lo que nos jugamos. De los cuatro cultivos principales de Yecla: vid, olivo, cereal y almendra, sólo este último está resistiendo. Las explotaciones agrarias pierden rentabilidad y los agricultores nos vemos asfixiados. Iniciamos estas movilizaciones y no vamos a parar porque necesitamos toda la ayuda posible. La agricultura familiar está desapareciendo y no podemos permitirnos una pérdida tan grande en lo económico y lo patrimonial”. El próximo miércoles 19, COAG celebrará una Asamblea de socios en el Edificio Bioclimático a las ocho de la tarde para abordar varios asuntos y entre ellos, la participación en la manifestación del viernes 21.

“Es necesario que el Gobierno hable con las distribuidoras”

La presidenta de COAG, Adela Bernabeu, ha valorado de forma positiva que el Gobierno, con el ministro de Agricultura, Luis Planas, a la cabeza, se vaya a sentar con “las grandes cadenas de distribución de productos hortofrutícolas. Al menos han dado una respuesta. Es necesario que hablen con estas grandes empresas que acumulan tanto poder para que entren en razón y sean conscientes de que están abusando de los agricultores”. Bernabéu también destaca que este “es un año muy importante. Tenemos la negociación de la PAC con Bruselas, son las ayudas al campo que necesitamos como agua de mayo. Tenemos que lograr un buen acuerdo. Y el sector va a estar unido para mostrar fortaleza”, concluye.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar