‘Salvemos el Arabí’ planea una gran movilización por el agua

Desde la Plataforma señalan: buscamos que sea similar a la que frenó las magrogranjas del Arabí”

Unas 300 personas asistieron el pasado jueves a la Asamble sobre el agua de la Plataforma ‘Salvemos el Arabí y Comarca’ que destacó entre los pasos a seguir para frenar los cultivos intensivos y la sobreexplotación de los acuíferos “prepararse ya para una gran movilización similar a la que detuvo las macrogranjas en el Arabí. Ahora todo el pueblo de Yecla reconoce la dimensión del problema que tenemos, y cuando Yecla se moviliza, la respuesta es contundente. Lo hemos demostrado en el pasado, y lo volveremos a hacer ahora si hace falta”, aseguró el portavoz, Alejandro Ortuño. La primera medida (y por otro lado la más obvia e inmediata) es detener los regadíos intensivos en el Altiplano. “Hay que cerrar ya el grifo del despilfarro y la especulación”, declaró Ortuño. La segunda es poner dos puertas al Altiplano para que no se lleven el agua de aquí. “¿Para qué queremos que nos traigan agua? ¡Pero si se la están llevando!”, exclamó el portavoz en nombre de la Plataforma.

En esta asamblea se explicó que “existe actualmente una sobreexplotación del 300% de nuestros acuíferos y el agravante de los nuevos regadíos intensivos por todo el término. La sobreexplotación (se extrae tres veces más agua de la que se recarga) no es algo nuevo, ya que lleva produciéndose prácticamente desde que se tienen datos, hace ya varias décadas, transfiriendo agua desde los acuíferos del Altiplano hacia la provincia de Alicante (unos 30 hm3 según el Instituto Geológico y Minero) y hacia el sur de la Región de Murcia, sin que nadie haya hecho nada por el momento para solucionarlo. Sin embargo, lo que sí es relativamente nuevo es la implantación acelerada de nuevos regadíos intensivos, lo que puede llevar a precipitar el colapso hídrico en toda la comarca”, afirmaron.

La Plataforma se lamenta de que “las grandes empresas productoras y exportadoras instaladas ya en el Altiplano y que precisan de regadíos intensivos para su negocio no estén teniendo en cuenta la delicada situación de nuestros acuíferos, algo que contradice las buenas prácticas de sostenibilidad que les exigen las cadenas de distribución alimentaria a las que les venden sus productos. Son cultivos insostenibles para nuestra comarca, porque se producen con agua sobreexplotada. Desde el primer momento que plantan una lechuga, sabemos que es insostenible”, declaró el portavoz de la Plataforma. A este respecto, desde la Plataforma se preguntan qué pensarán los consumidores de toda Europa y del mundo si supieran que comprando los productos que se producen en el Altiplano están contribuyendo a dejar sin agua a miles y miles de personas.
Por todo ello, la Plataforma requiere “a las tres administraciones públicas implicadas (Ayuntamientos, Gobierno Regional, y Confederaciones del Segura y del Júcar) que comiencen a trabajar ya y de manera urgente en la resolución de este conflicto, ya que el afán de lucro y los intereses privados de estas grandes empresas interfieren con un bien de dominio público como es el agua. De hecho, es incomprensible, injusto, y casi perverso, además, que desde el Gobierno regional se esté haciendo tanta propaganda institucional a favor de los regadíos intensivos y del sector agroalimentario, y no se estén protegiendo de ninguna manera los derechos fundamentales del Altiplano”.

LLENO TOTAL
Desde la Plataforma explican que “Unos 300 vecinos de Yecla, con la presencia de concejales del PSOE, IU, Cs y la diputada regional del PSOE por Yecla, Virginia Lopo y la sorprendente ausencia del equipo de gobierno del PP, sobre todo tras las declaraciones en TVE de su concejal de Agua y Medioambiente, acudieron el pasado jueves 27 de junio a la Asamblea pública organizada por la Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca.

La asamblea, centrada en la sobreexplotación de los acuíferos del Altiplano, se desarrolló en un espacio abierto, al aire libre, en el anfiteatro de la Iglesia Vieja, en el corazón del casco antiguo de la ciudad. Asistieron vecinos del municipio de todas las edades, y participaron de forma espontánea y voluntaria jóvenes agricultores locales tras la exposición de la situación actual por parte de la Plataforma.
En su declaración de intenciones quedaron claras varias ideas: la defensa de los pequeños agricultores y de cultivos de semisecano, que la Plataforma es un movimiento vecinal sin ningún tipo de pretensión política y que los integrantes de la misma son vecinos voluntarios y no cobran dinero como contraprestación, han explicado a SIETE DÍAS YECLA desde la organización.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar