El Ayuntamiento da el visto bueno a la balsa en la Fuente del Pinar

IU habla de un cambio de criterio del equipo de Gobierno que, por su parte,  afirma que “al promotor se le han aceptado sus alegaciones”

La balsa de riego que está construyendo la Fundación AYNAT en el paraje de la Fuente del Pinar y que se paralizó hace unos meses será una realidad tras obtener la licencia por parte de la Junta de Gobierno, lo que ha motivado un nuevo encontronazo político entre IU-Verdes y el PP.  Desde la oposición critican que “el Gobierno local haya cambiado de criterio y haya concedido este permiso a la fundación religiosa para un proyecto que comenzó de forma ilegal”. Por su parte, el Gobierno municipal dice que “esta Fundación planteó una serie de alegaciones que han sido admitidas ya que han demostrado ajustarse a las exigencias del Plan General”.

LO QUE OPINA IU
IU-Verdes explica que “la mala redacción, las inconcreciones y las contradicciones de las que adolece el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, han hecho que el Ayuntamiento conceda a la fundación religiosa AYNAT la licencia urbanística para la construcción de una balsa para agua de riego en una zona de interés paisajístico ecológico, la Fuente del Pinar. Si bien en un primer momento, los técnicos municipales concluyeron que denegaba la concesión por no cumplir el proyecto la normativa, con posterioridad, se ha producido un cambio radical de criterio y se han acogido en su totalidad las alegaciones realizadas por la fundación religiosa, que hace una interpretación muy particular de la normativa.

La indefinición en la redacción del plan lleva a la Administración local a considerar incluso que estamos ante una construcción ligada a los recursos primarios, llegándose incluso a considerar, paradójicamente, que contribuye a la gestión del espacio protegido. La realidad es que esta obra está ubicada en una zona calificada con un valor ambiental alto y está incluida en el Mapa Ecológico del término municipal de Yecla. Es un gran riesgo de modificar la dinámica hídrica del humedal y de los manantiales de alrededor, poniendo en peligro un ecosistema de gran interés natural. Además, la obra se inició de forma ilegal y el promotor solo solicitó licencia cuando supo la denuncia de vecinos, que alertaron de las excavaciones”, argumentan desde el Grupo Municipal.

RESPONDE EL PP
El equipo de Gobierno, en otros comunicado, exige a IU “respeto al trabajo de los técnicos municipales. Aunque últimamente parece lo contrario, en política no todo vale. Conviene recordar a IU-Verdes que ellos también formaron parte de las mesas de trabajo en la redacción del Plan General de Ordenación Urbana y no se pronunciaron acerca de este espacio hasta ahora. Por otra parte, por muchos errores que pueda tener el nuevo Plan, es un plan que contempla mayores medidas de protección de los valores de nuestro término municipal”.

En el PP afirman que “IU-Verdes miente al afirmar que el Ayuntamiento se desdice. El informe inicial del expediente indica que no se puede autorizar la obra a menos que se demuestre que se ajusta a las exigencias del Plan General, cosa que el solicitante del proyecto realizó en sus alegaciones. Aunque le moleste a Izquierda Unida, en una democracia la gente tiene derecho a defender sus intereses ante las administraciones públicas. Además, dado que las obras se iniciaron antes de contar con la licencia, es por lo que el solicitante tiene abierto un expediente con propuesta de sanción”.

La nota concluye que “tampoco es cierto lo que afirma Izquierda Unida que el promotor solo solicitó licencia cuando supo de la denuncia de los vecinos porque la solicitud estaba registrada en el Ayuntamiento con anterioridad. Sorprende en sus declaraciones la obsesión de remarcar la condición de fundación religiosa del promotor, haciendo gala de la costumbre que tiene Izquierda Unida de arremeter contra los que no piensan como ellos”.

EL PUNTO DE VISTA DE LA FUNDACIÓN AYNAT

SIETE DÍAS YECLA ha contactado con el Patronato de la Fundación AYNAT que ha querido “desmontar los argumentos de IU. Para empezar, la licencia se solicitó el 7 de junio, tres días antes de la primera denuncia. Ese mismo día se iniciaron las obras. El día 13 el Ayuntamiento las paralizó y el 22 de junio los técnicos municipales nos enviaron un informe en el que se explicaba que las obras de la balsa en la Fuente del Pinar eran legalizables y que el proyecto contenía errores subsanables, dándonos 15 días para hacer las alegaciones”.

Dichas alegaciones se presentaron el 6 de julio y fueron estimadas por los técnicos municipales, tal y como consta en la documentación oficial que este semanario ha podido revisar.  El 31 de octubre la Junta de Gobierno concede la licencia. “Se demuestra que esta es una obra legal que se ha paralizado de forma injusta, causándonos un perjuicio económico”, afirman desde el Patronato, que niega también que “la Fundación sea religiosa. Es civil, adscrita al protectorado de la Consejería de Educación. Sus fines son educativos y asistenciales para personas con síndrome de Down o discapacidad psíquica. Y la finca de la Fuente del Pinar está inscrita al 100% en el sistema de cultivo ecológico, con lo que no se daña en nada al medio ambiente”

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar