spot_img
lunes, 26 febrero, 2024
12 C
Yecla
spot_img
spot_img

Pintura taurina de Pedro Disla en la Asociación de Mayordomos

En la sede de la Asociación de Mayordomos, Disla expondrá del 14 al 23 del presente mes de febrero, con motivo de la "XXVII Semana Cultural Taurina"; una atractiva exposición de temas taurinos, organizada por la Peña, como preámbulo y pregón de la Semana Cultural. (Por Martín Azorín Cantó)

Vuelve, de nuevo, para deleite de los vecinos de Yecla, la paleta mágica de Pedro Disla. Y lo hace con una muestra de óleos y acuarelas en una sala emblemática: la sede de la Asociación de Mayordomos. Disla expondrá del 14 al 23 del presente mes de febrero, con motivo de la "XXVII Semana Cultural Taurina"; una atractiva exposición de temas taurinos, organizada por la Peña, como preámbulo y pregón de la Semana Cultural.
El artista, hiperrealista, que sublima el paisaje y el bodegón, que hermosea y da vida en su obra pictórica a objetos obsoletos, inservibles, arrinconados, se centra, en esta ocasión, en el arte, en el movimiento, en la emoción de un lance taurino. La fiesta de los toros, aplaudida o menospreciada, ostenta en la obra de Pedro Disla un realismo palpitante, una emoción insondable, una personalidad inquebrantable.
La grandeza del espectáculo taurino, el cromatismo, la seriedad, la vergüenza torera, la soledad de arena, la quietud y el movimiento, el graderío…, quedan plasmados en la obra del dilecto pintor.
La fiesta de los toros es arte, tradición, costumbrismo, historia, luz y color, sonidos…Y así lo concibe el artista.
En su obra se percibe el movimiento: lento, sutil, impetuoso, bravío… Se mueve la arena; se mueve el toro; baila la franela; quietud en el maestro. Exquisito movimiento de toro, caballo y rejoneador en el arte del rejoneo. Airoso movimiento en el tercio de banderillas, en la suerte suprema, en una fastuosa verónica…
Y el color. Siempre un rico cromatismo en función de la luz: el añil radiante en una tarde apacible de primavera o incendiaria de agosto, el negro zaino, el rojo intenso, el dorado de la arena, la penumbra en el declive de la tarde…Y, también, el color desvaído de la grada, donde se adivina una multitud enfervorizada.
Cualquiera de las obras de Disla sugiere el recuerdo melancólico del tiempo, los lances de una estupenda corrida. Pedro plasma el arte inefable de la tauromaquia en manchas cromáticas. Una revolera, una manoletina, un redondo, un pase de pecho, un natural…, son arte y testimonio de la grandeza de la fiesta de los toros.
Esta exposición surgió -según palabras del pintor- por petición del presidente de la Peña Taurina, Francisco Muñoz, y del vicesecretario, Rafael Conrado Ibáñez López, y por mediación del periodista radiofónico, Tony Ortín.
Disla mostrará 41 obras: 24 acuarelas, de pequeño formato, de 5´5 x 7´5 centímetros, enmarcadas en ocho trípticos, que recogen lances variados de la lidia; doce óleos diferentes, de pequeño y mediano formato; una acuarela, que representa una cabeza de toro, publicada en un libro de poemas taurinos de Juan Muñoz Gil; una plumilla de la plaza de toros restaurada, publicada en la revista de la Peña con motivo de la inauguración del coso, y tres óleos de diferentes tamaños: dos cuadros de toros en el campo y una representación de "El Fandi" banderilleando.

spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos