spot_img
jueves, 29 febrero, 2024
12 C
Yecla
spot_img
spot_img

«Un viaje por la vida de los enfermos mentales a través de la Constitución»

Extracto del discurso pronunciado por el doctor el Psiquiatría Diego José Palao Vidal, el viernes 6 de diciembre en el Teatro con motivo del acto institucional del Día de la Constitución. (Vea además el amplio reportaje fotográfico en nuestro periódico impreso de este jueves 12 de diciembre)

Aunque me confieso abrumado por la responsabilidad, porque conozco la relevancia que Yecla concede a este acto, no puedo más que agradecer al Sr. alcalde y a los miembros de la Corporación Municipal, por esta oportunidad de poder compartir con todos vosotros algunas reflexiones personales sobre la salud mental desde la perspectiva de nuestra Constitución. (…)

Las reflexiones que quiero transmitiros, las haré como profesional de la psiquiatría, comprometido desde hace más de 20 años con la atención directa de las personas afectadas por enfermedades mentales (EM) y de sus familias, y con la gestión de servicios públicos de salud mental y de asociaciones científicas. (…)
Me gustaría que podamos vivir juntos un apasionante viaje que, partiendo de la Constitución Española de 1978 y de sus “fríos” artículos en los que se recogen derechos (y deberes), nos transporte hasta el corazón y la mente de las personas afectadas por EM, y sus familias. ¡Acompa-ñadme en este paseo por sus vidas a través de un texto legal! (…)

Las dificultades reales que tienen las personas con Trastornos Mentales (TM), para acceder a la asistencia sanitaria y social a la que tienen derecho, limita el disfrute de los derechos y libertades fundamentales que la Constitu-ción nos otorga a todos, sin distinción por condición social o enfermedad. (…)
Si comenzamos por el Artículo 14 (igualdad ante la ley), no os descubriré nada nuevo si digo que los españoles con EM graves privados de la tutela y del tratamiento adecuados pueden sufrir, con relativa facilidad, situaciones de discriminación ante la ley. Estas personas han sufrido y sufren el estigma de buena parte de la sociedad, lo que unido a las consecuencias directas y a las secuelas de su enfermedad dificultan su desarrollo personal pleno. (…)

Estoy convencido de que coincidiréis conmigo en que el Artículo 15, que recoge el derecho a la vida, es especialmente relevante para nuestros conciudadanos que padecen EM por dos situaciones bien distintas: Por una parte, pierden la salud y la vida mucho antes que las personas sin EM. Los españoles que padecen EM graves tienen una esperanza de vida reducida en 20 años y las españolas en 16 años, como consecuencia del mayor riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares y metabólicas. (…) En segundo lugar, su derecho a la vida está limitado como consecuencia del suicidio. La muerte por suicidio se asocia en más del 90% al padecimiento de EM, especialmente depresión y otros trastornos afectivos, pero también al alcoholismo y al consumo de drogas. El suicidio es la primera causa de mortalidad por factores externos en nuestro país. En 2011 fallecieron por suicidio 3180 personas (una tasa del 7 x 100.000 habitantes) , y entre ellos también algunos yeclanos, desgraciadamente. (…) El suicidio es una muerte estigmatizadora, incomprensible para todos, que muchas veces hace sentirse culpables a los familiares del fallecido incapaces de asumir la evidencia de que en la mayoría de los casos una EM estaba entre las causas principales de esa muerte. (…)

El Artículo 15 también hace referencia al derecho a la integridad física y moral, a no sufrir tratos inhumanos y degradantes, como desgraciadamente sabemos que sufren los enfermos mentales en los países en los que no existen servicios sanitarios y sociales adecuados como los que contamos en nuestro país.. (…)
El Artículo 17 recoge el derecho a la libertad personal y a la seguridad. Pues bien, la EM grave restringe o suprime por completo en algunos casos la capacidad de elección en libertad, como consecuencia de distorsiones cognitivas o incluso de la pérdida transitoria del razonamiento lógico. Por eso, se ha tachado de “locos” a cierto tipo de enfermos mentales, aunque ahora sea un apelativo claramente desafortunado y estigmatizante. Es dramático presenciar cómo el 30% de los enfermos más graves, aquellos que no tienen conciencia de padecer ningún trastorno, ven comprometida su capacidad para autocuidarse. Abandonan los tratamientos eficaces y recaen una y otra vez en nuevos episodios de enfermedad, perdiendo el trabajo, los amigos y hasta la familia. (…)

En relación con este derecho a la libertad del Artículo 17, también las personas con TM tienen más probabilidades de entrar en contacto con el sistema judicial penal y ,por otro lado, la población que cumple condenas de prisión tienen más probabilidades de padecer TM que la población general. (…) Es preciso promover políticas que prevengan del encarcelamiento inapropiado de las personas con TM y además que faciliten la derivación a dispositivos asistenciales para su tratamiento adecuado.

El Artículo 27, garantiza el derecho a la educación, que tiene por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana. La educación es un factor determinante de la propia salud mental. (…) La escuela es un medio idóneo para la prevención de EM, y el consumo de drogas, uno de los factores de riesgo más importantes para este tipo de trastornos. El consumo de drogas por jóvenes afecta al propio desarrollo de sus cerebros, provocándoles déficits cognitivos que no serán completamente reversibles después de periodos de consumo prolongados. ¿Y cómo disfrutarán de su derecho a la educación con cerebros dañados? Para niños y niñas que padecen TM graves, como el autismo, la educación en una escuela no segregada es esencial. El modelo de escuela inclusiva, en la que los niños con TM graves son educados en centros educativos normales, con el apoyo adecuado, es el idóneo y el que debemos exigir que se continúe desarrollando en nuestro país. (…) Este modelo no solo no perjudica o retrasa el aprendizaje de los demás niños, sino que contribuye a luchar contra el estigma de la EM. La escuela inclusiva contribuye a una educación positiva en valores para todos nuestros hijos.

El Artículo 35 dice que todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo. En estos tiempos que vivimos, reivindicar el derecho al trabajo para las personas con EM puede parecer un brindis al sol, algo utópico e imposible. (…) El desempleo tiene una fuerte relación, en ambos sentidos, con los TM. El desempleo provoca estrés y sufrimiento y aumenta el riesgo de depresión y, como ha pasado en algunos países europeos, aunque no en España, puede aumentar las tasas de suicidio y de comportamientos autodestructivos si no se ponen los medios para prevenirlo. El desempleo puede ser especialmente catastrófico para la salud mental de personas mayores con escasas posibilidades de volver a reincorporarse al mercado laboral. Encontrar un trabajo para la población, tiene el potencial de mejorar en gran medida el estado de salud mental de un país. Estoy convencido de que el acceso al trabajo en condiciones más flexibles y con sistemas de apoyo suficientes para los enfermos mentales crónicos, no solo es posible, sino muy deseable para mejorar su salud y su calidad de vida. (…)

Las personas con TM pueden acceder al trabajo si se dan unas condiciones mínimas, adaptadas a su nivel de funcionamiento. En muchos casos no podrán realizar jornadas completas y requerirán un cierto apoyo en situaciones especiales de descompensación clínica o de estrés. Es un problema organizativo que no debería solucionarse excluyéndolos. (…)

Según el Artículo 47 de nuestra Constitución, todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Pero sabemos que la carencia de vivienda es también un riesgo y un resultado de los TM. Por otro lado, las personas que viven en condiciones de pobreza tienen mayor probabilidad de padecer TM que otras personas. Las políticas nacionales de vivienda que disminuyen el número de personas sin hogar y mejoran la calidad y la disponibilidad del total de viviendas, pueden tener un efecto positivo para disminuir este tipo de trastornos.

Pero tenemos que exigir también, que estas políticas nacionales de vivienda aseguren que las personas con TM no sean discriminadas a la hora de la asignación de viviendas y que tengan el mismo acceso a la vivienda protegida que el resto de la población que pueda necesitarla. (…)
Nuestra ignorancia nos conduce muchas veces al miedo y no cuestionamos los prejuicios sociales sobre la EM, que tanto daño hacen a las personas afectadas por enfermedades mentales y a sus familias. Puede que la riqueza y el desarrollo económico armónico de una nación solo sean posibles con leyes justas, como las que emanan de la Constitución. Pero la riqueza moral y la altura ética de una sociedad se miden por la forma en la que trata a los ciudadanos más desfavorecidos o vulnerables, y esto también surge de la Constitución. (…) Desde la ética, debemos considerar necesario y prioritario este cambio de la sociedad civil. Esta transformación de la conciencia social debería ayudarnos a saltar el abismo entre los derechos teóricos y la realidad que viven los enfermos y sus familias. Es necesario reforzar y complementar la acción del Estado y de las Administraciones Autonómicas y locales para llegar adonde éstas no alcanzan. Sabemos que las instituciones públicas no podrán por sí solas mejorar la salud mental y la calidad de vida de los ciudadanos. (…) Tienen la responsabilidad de mejorar las condiciones de vida de la población que se asocian con más frecuencia al TM, en concreto la pobreza y la marginación.
Pero la forma en la que tratamos a las personas que padecen TM, o sea, todo lo demás, depende de todos y cada uno de nosotros.

(Extracto facilitado por el propio docto Palao Vidal a SIETE DIAS YECLA)

spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos