spot_img
sábado, 20 julio, 2024
26.4 C
Yecla
spot_img
spot_img

Lidó Rico se multiplica por dos en Cuenca

Este viernes 4 de octubre el artista yeclano inaugura “Tormentos” en la Fundación Antonio Pérez de la capital conquense y al día siguiente, sábado 5 de octubre, abrirá las puertas su otra exposición, “Nautas y privados”, en el Museo de Obra Gráfica de la localidad de San Clemente. Ambas muestras permanecerán abiertas al público simultáneamente hasta el 24 de este mes,

Multiplicarse por sí mismo en cada una de sus obras es la principal seña de identidad que envuelve el universo artístico de Lidó Rico. Porque el artista yeclano se multiplica por sí mismo, por dos, por tres, por cuatro o por las veces que sean necesarias hasta llegar a plasmar con su propio cuerpo, o con pedazos extraídos de su anatomía, cada uno de los mensajes de los que nos hablan sus espectaculares creaciones escultóricas.
En esta ocasión, Lidó Rico riza el rizo y no solamente se reproduce a sí mismo sino que duplica su presencia en tierras conqueses: este viernes, 4 de octubre, presenta su exposición “Tormentos” en la Fundación Antonio Pérez de Cuenca capital y al día siguiente, viernes 5, inaugura “Nautas y privados” en el Museo de Obra Gráfica de San Clemente, en la misma provincia. Lidó Rico al cuadrado, al cubo o a la enésima potencia, pero siempre en estado puro.
En ambas exposiciones Lidó Rico presenta un amplio abanico de su trayectoria introduciendo obras de reciente creación.
Comenzamos por la primera de las exposiciones que inaugura este fin de semana en uno de los centros culturales conquenses más relevantes: “Tormentos”, en la Fundación Antonio Pérez.
Nos cuenta Lidó Rico que desde principios de los noventa, inició una perseverante y violenta batalla con su cuerpo, una tenaz y angustiosa lucha. El artista yeclano usa su propio cuerpo como modelo para la elaboración de sus piezas, zambulle y sumerge partes de su anatomía en escayola, hasta conseguir los moldes deseados que después traduce en resina de poliéster. Es un proceso difícil y lleno de protocolos que el autor ha de cumplir con una total disciplina, para preservar algo tan valioso como su propia vida.
En palabras del propio escultor, “el hombre es blando y todo lo blando es caduco e incontrolable; mi respuesta es la catalización de instantes, congelando situaciones consigo adueñarme del tiempo”. Sus continuos desdoblamientos nos invitan a reflexionar sobre otro de los conceptos que comparte en su discurso: “un hombre son todos los hombres, mismo envase pero distinto contenido”. Duplicándose a sí mismo nos reproduce a todos. Lidó Rico contempla su cuerpo, el cuerpo de todos nosotros, “como prisión y única salida de emergencia, la repetición se edifica como una continua toma de conciencia”. El recorrido que Lidó Rico nos plantea en esta muestra es un espacio de alternancia donde sus piezas más recientes conviven con otras de anterior factura.
Lidó Rico habita estos espacios, disgregando una anatomía que magnetiza las paredes; nos conduce sin escapatoria hacia un terreno movedizo e inestable y, nos traslada a una realidad paralela, “donde no existen certezas pero sí preguntas, muchas más que respuestas”.

LEA EL REPORTAJE COMPLETO SOBRE LAS DOS EXPOSICIONES DE LIDÓ RICO EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA DE ESTE JUEVES, DISPONIBLE EN TODAS LAS LIBRERÍAS Y GASOLINERAS DE YECLA

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos