spot_img
jueves, 20 junio, 2024
17.5 C
Yecla
spot_img
spot_img

El colegio de «La Inmaculada» asegura su futuro con la UCAM

El director Francisco Morales opina que "al fin nuestro horizonte ha quedado despejado tras la incertidumbre" (Por Carmen Ortín)

El colegio de la Inmaculada de Yecla, de carácter concertado, se encuentra en pleno proceso de traspaso a la "Fundación Católica San Antonio de Murcia", presidida por José Luis Mendoza. Una propuesta que ha sido muy bien acogida por toda la comunidad escolar, tanto por el profesorado y los trabajadores no docentes, que en total son más de 40, como por los propios padres de los 550 alumnos que tiene actualmente matriculados. Con este traspaso de titularidad, queda garantizado el futuro de este colegio tan emblemático de la ciudad de Yecla, en el que han cursado estudios, durante más de un siglo, miles de alumnos de distintas generaciones yeclanas.
El director del colegio, Francisco José Morales, se muestra satisfecho por esta nueva gestión que se inicia ahora "después de los momentos de incertidumbre que hemos pasado, ahora el horizonte queda despejado con esta nueva gestión de la Fundación Católica San Antonio de Murcia, que garantiza la continuidad del colegio, de todo su personal, (de hecho ya ha subrogado los contratos de toda la plantilla de trabajadores del centro), y con la posibilidad de construir unas nuevas instalaciones". El nuevo colegio, que actualmente se encuentra ubicado en el mismo centro de la ciudad y cuyas dependencias han quedado insuficientes para las necesidades que tiene, se construirá en el extrarradio de la ciudad y con instalaciones deportivas adecuadas al momento. Morales también anuncia "las posibilidades de poder ampliar nuestra oferta educativa, tanto en bachillerato como en ciclos formativos de grado medio y superior, para entroncar así con la enseñanza universitaria, además de potenciar el bilingüismo y el fomento de las actividades deportivas, entre otras materias. Con las nuevas instalaciones se podrá duplicar el número de alumnos que tiene actualmente matriculados, atendiendo a la demanda que existe de padres que quieren para sus hijos una educación católica", explica el director. El proyecto, para el que ya se cuenta con los terrenos, no tardará en acometerse. Se calcula que la inversión podría superar los 3 millones de euros. Se trata de un presupuesto que la propia comunidad escolar, antes de este cambio de propietario, se planteó emprender, pero lo dejó aparcado y a la espera de mejores tiempos económicos. Ahora se retoma de la mano de la Fundación Católica San Antonio de Murcia, que llega en el momento oportuno y con el beneplácito de toda la comunidad escolar.
spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos