spot_img
sábado, 22 junio, 2024
19.7 C
Yecla
spot_img
spot_img

Una marcha por Yecla con mucha vida

La Asociación Española Contra el Cáner en Yeclacontó con la colaboración del Ayuntamiento, de Protección Civil, de la Policía Local, de la Guardia Civil, de la Banda de Cornetas y Tambores de la Real Cofradía de San Pedro y de varias firmas comerciales.

La "V Marcha por la Vida", organizada por la Junta Local de la Asociación Española Contra el Cáncer, fue un éxito. Cientos de personas se concentraron en la Plaza Mayor, a pesar de un día frío y desangelado, con una temperatura que a las 11 de la mañana no sobrepasaba los 10 grados.

La Asociación contó con la colaboración del Ayuntamiento, de Protección Civil, de la Policía Local, de la Guardia Civil, de la Banda de Cornetas y Tambores de la Real Cofradía de San Pedro y de varias firmas comerciales.
Un cielo radiante, de un añil inmaculado, iluminó la hermosa y coqueta plaza. Y la gente, poco a poco, fue cubriendo los espacios soleados, que aliviaban de la baja temperatura y del vientecillo desapacible y frescachón. En las mesas preparadas para el evento se adquirieron, a un precio módico, camisetas alusivas a la "Marcha por la vida". Entre los asistentes distinguimos al presidente de la Junta Local de la Asociación Española Contra el Cáncer, Rafael Yago; a diversos periodistas, y a concejales de los tres grupos municipales: Antonio Puche e Inmaculada Pérez, del grupo popular; Manolo Gil, Pascuali Ortega, Salva Santa y Juan Chinchilla, del grupo socialista, y Carmen Soriano, de Izquierda Unida-Verdes.
Sobre las once y cuarto partió, desde la Plaza Mayor, la comitiva, encabezada por una enorme pancarta, en la que se leía: "Marcha x la vida. Yecla marcha por la vida. AECC". La Banda de Cornetas y Tambores de la Real Cofradía de San Pedro, dirigida por Francisco Pérez Morales, desgranó sus marchas, alegres y rítmicas, por las calles centenarias de la Yecla vieja y por las calles modernas y anchurosas, racionales y rectilíneas, de la Yecla contemporánea.
Las notas cristalinas de las trompetas y el golpeteo rítmico e ininterrumpido del tambor se elevaron hacia el cielo por las siguientes calles: Epifanio Ibáñez, Niño Jesús, Carlos III, Colón, San Antonio, Esteban Díaz, Pablo Picasso, San Fernando, Cruz de Piedra, Corredera y Plaza Mayor.
Cientos de personas -afectados de cáncer, familiares, amigos y vecinos solidarizados con esta enfermedad-, entre la nostalgia y la esperanza, caminaron mientras las piezas musicales -"Los generales", "Gladiator", "A las doce en la cuesta", "El Popy"…- dulcificaban la atmósfera y se dilataban hacia los campos de la Yecla legendaria.
En la Avenida de Pablo Picasso, conocida también, popularmente, como "Paseo de la Estación", magnificada en los últimos años, se hizo patente la melancolía: las hojas yertas, amarillas, pálidas del "Paseo", juguetes del viento como en el poema de Espronceda, impregnaron de recuerdos dulces y lánguidos el ánimo de las mujeres que han padecido o padecen cáncer. Se hizo patente la falta de Paqui Huesca, impulsora de esta actividad, y de Laura Ollé y Paqui Muñoz, que participaron el año pasado y que ahora contemplan la "Marcha" desde el firmamento.
Tras la finalización de la "Marcha por la Vida", de nuevo en la Plaza Mayor, los asistentes degustaron un almuerzo saludable: rebanadas de pan con aceite o miel, agua, zumos y un vasito de vino, recio y sabroso, del labrantío yeclano.
spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos