spot_img
lunes, 4 marzo, 2024
2 C
Yecla
spot_img
spot_img

Actividades de la Asociación Micológica Yeclana

El próximo domingo, 1 de julio, la Asociación despedirá el curso con una comida de hermandad en el paraje de “Fuente Olula”, en el término municipal de Caudete.

La Asociación Micológica Yeclana nació el 10 de octubre del año pasado, como consecuencia del interés que despertó un curso celebrado en la Universidad Popular local, que fue impartido por dos profesores.
La micología, según define el diccionario enciclopédico Lexis 22, es el “estudio o tratado de los hongos”. Y esto, junto con la búsqueda y recolección de hongos comestibles, es uno de los objetivos de la Asociación.
Esta joven Asociación, que cuenta con 25 miembros, está presidida por Julia García Castelló. Los demás cargos recaen en: Elena Martínez Palao, vicepresidenta; José Manuel Navarro Pérez, secretario; Micaela Alacid Moreno, tesorera, y Francisco Miralles Navarro, José Manuel Sánchez Carrión y Rafael Martínez Palao, vocales.
Las actividades de la Asociación se sucedieron ininterrumpidamente, todos los sábados, en el último trimestre del año. Seleccionaron, casi siempre, parajes próximos o de distancias no superiores a 200 kilómetros: Navalón, Riópar, Mariola…
En el presente mes de junio la Asociación organizó una actividad extraordinaria: una excursión a Orihuela del Tremedal, con hospedaje en una “Residencia de Tiempo Libre”. Allí se juntaron con varias decenas de personas de la Asociación Micológica de Albacete, que acudieron con profesores y especialistas en el tema. Se programaron salidas a pinares ingentes para buscar setas. La sequedad del terreno, por falta de lluvias, hizo prácticamente infructuosa la recolección. Sin embargo, la jornada resultó, pedagógicamente, muy interesante, ya que se expusieron los pocos ejemplares de hongos encontrados: champiñón, “boletus”, yesquero… Y se analizaron en profundidad, detenidamente, sus partes -el pie y el sombrerillo-, así como el cromatismo y otras características.
Además de esta actividad, desarrollada durante la mañana, se aprovechó la tarde para conocer pueblecitos y parajes pintorescos de la sierra de Albarracín: Orihuela del Tremedal, rodeada de pinares, con su iglesia monumental de San Millán de la Cogolla y un atractivo santuario dedicado a la Virgen del Tremedal, a varios kilómetros de la población; Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España, monumento nacional, situado sobre la falda de una montaña, con sus calles empinadas, sinuosas, estrechas, con aleros que no se besan por la diferencia de alturas, con escalinatas y repechos que trepan por la montaña, con sus iglesias apoyadas en la roca, y el río Guadalaviar, que corre risueño por el valle…, y Griegos, cuya historia arqueológica se pierde en la noche de los tiempos.
El último día, domingo, la actividad micológica se trasladó a la provincia de Cuenca, también infructuosa por la sequedad del monte. Pero se aprovechó para visitar la capital.
La participación fue numerosa: Ana Díaz Soriano, Antonio Díaz Soriano, Concha García Román, José Manuel Navarro Pérez, José Pérez Yago, Juan Francisco Soriano, Juan Lorenzo Villaescusa, Mari Carmen Andrés Ortega, María del Pilar Castillo García, José Manuel Sánchez Carrión, Juani Serrano Carpena, Pedro Soriano Muñoz, Rafael García Muñoz, María Julia García Castelló, Lita Carpena Pérez, Fina Juan García, Teresa Lax Asensio, Ana Mari Azorín, Elisabhet Perpiñán, María Carpena, José Damián Sánchez y Santiago Sánchez.
El próximo domingo, 1 de julio, la Asociación despedirá el curso con una comida de hermandad en el paraje de “Fuente Olula”, en el término municipal de Caudete.

spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos