spot_img
miércoles, 17 julio, 2024
30.3 C
Yecla
spot_img
spot_img

YECLANOS EMIGRANTES

Juan Muñoz Gil

15Es mucho lo que sabemos de las numerosas familias yeclanas que durante la segunda mitad del siglo XX emigraron abandonando la ciudad, buscando medios de vida más lustrosos que los de aquellos años 50 y 60, tan difíciles de afrontar en una posguerra. Sin industria ni agricultura florecientes resultaba difícil generar trabajo para aquellos desasistidos, carentes hasta de un pequeño trozo de tierra que les ayudase en una posible economía de subsistencia, y la solución fue buscar en países donde tras la Segunda Guerra Mundial y por la cercanía, como Francia, Bélgica, Alemania, que habían quedado despoblados por la gran cantidad de gente que murió en la contienda, pudiendo allí solucionar la penuria que en España dominaba por aquel entonces.

Sin embargo, es muy poco lo que se sabe de otras familias yeclanas que a finales del siglo XIX y principios del XX, desalentados también por otra siniestra circunstancia como fue la filoxera, cuya ruina abocó a tantos agricultores a emigrar, siendo aquel entonces  la América Hispana a donde se podía recurrir  al ser considerada la panacea económica  en mente de cualquier aventurero. O, como es el caso de la familia yeclana cuya fotografía se adjunta, que al ser la vid el cultivo por excelencia en todo el termino yeclano y tras la desaparición de las viñas, no solo yeclanas sino en casi toda Europa y sin esperanzas de cultivos alternativos, el futuro se presentaba bastante oscuro.

Rogelio Azorín, en su libro publicado en 1902, trató de remediar la situación proponiendo posibles cultivos distintos para contrarrestar a los que esa enfermedad eliminó, pero no debió convencer a quienes hasta entonces fue la vid el cultivo por excelencia. Muchas familias acabaron por vender tierras, carro y mula, aventurándose a la próspera Argentina y asumiendo dicha salida como la solución del momento. Así, la Familia Pérez, compuesta de padres y nueve hijos, dos más nacieron ya en la provincia argentina de Santiago del Estero a donde fueron ubicados en el Plan Nacional Argentino de Repoblación Territorial, familia ésta que se arriesgó a cruzar el charco, como así se decía de aquellos osados que se atrevían a viajar a América buscando una vida más próspera, país con abundancia de tierras vírgenes por explotar, con agua en demasía y regularizada la ciudadanía por el Estado a todos los emigrantes.

Pero debido a las políticas dictatoriales o presidencialistas, la vida no debió ser lo generosa que se esperó. Según la última carta recibida por la familia que quedó en Yecla en 1955 de uno de los hijos emigrados, no habían podido volver ninguno de ellos debido a los elevados costes del viaje así como el tiempo que se precisaba al tener que realizar en barco el trayecto, aunque esperaban que todo cambiase según las promesas del presidente Perón, preocupado por los intereses de los más humildes, circunstancia ésta en esos momentos considerada como la causa del decaimiento económico, inculpado al peronismo y justicialismo como la maldición histórica de Argentina, que llegó a ser entre 1880 y 1914, los años de su modernización y desarrollo, con un PIB de los primeros del mundo, hasta haber descendido al número 40 en la actualidad. Y lo más triste es que al día de hoy son los argentinos quienes emigran, entre otros países, especialmente a España.

Y ante situaciones históricas paralelas, no queda más remedio que advertir, considerando nuestra deuda actual y siendo cuatro veces mayor que la Argentina, las perspectivas del futuro que nos aguardan no puede ser nada halagüeñas, y si durante la última debacle política aún pudimos recurrir a Cataluña, hoy, cuando más de 9.000 empresas han desaparecido de allí, lo vamos a tener muy crudo caso de tener de nuevo que emigrar y siendo algo que puede estar a la vuelta de la esquina. Con semejantes estadistas gobernando se llega a desconciertos políticos, sociales y económicos que acaban trastocando la vida de la gente como en tantas ocasiones se ha repetido y se seguirá repitiendo a lo largo de la historia.

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos