spot_img
martes, 23 julio, 2024
31.4 C
Yecla
spot_img
spot_img

EL ‘ARCA’ PERDIDA DE LA NAVIDAD

Escribíamos en el número especial del 8 de diciembre dedicado a las Fiestas de la Virgen que en la película ‘Arca, camino al mar’ (léase rumbo a Vinaroz), los historiadores Liborio Ruiz, alias Liborio, y José Javier Ruiz, alias el hijo de don Tomás, explican a la perfección los tres pilares (“las tres patas” como dice Alfredo Ruiz en su intervención en el documental), que sostienen las Celebraciones Patronales durante ya casi cuatro siglos, concretamente 380 años: son a la vez fiestas históricas, religiosas y populares. ¿Y a cuento de qué saco yo a colación este tema precisamente ahora, a las puertas de la Navidad? Pues no me insistan mucho que se lo explico ya: Nada más encenderse las primeras luces navideñas, que conforme viene la factura de la luz este año es todo un mérito, regresan las trifulcas entre los partidarios de Papá Noel y los de los Reyes Magos; entre los que han adoptado la simbología norteamericana de Santa Claus y compañía, al ritmo de “Jingle bells, jingle bells, jingle all the way” (por no nombrar el tostón de Mariah Carey y su “All i want for christmas”), y los que siguen siendo fieles a la tradición cristiana del nacimiento de Jesús en la noche del 24 de diciembre al son de los villancicos de toda la vida con pandereta y zambomba (dejando a un lado el tostón de “El tamborilero” de Raphael).

¿Árbol o belén? ¿”We wish you a Merry Christmas” o “Ande, ande ande la marimorena”? ¿Papá Noel o Reyes Magos? (Punto y aparte y paso a responder mientras acabo con el mazapán para pre diabéticos). Hasta ahora un servidor era de los de ni sí ni no sino todo lo contrario porque cuando de jovenzuelos vivíamos en Madrid deseábamos los regalos el 24 de diciembre para poder disfrutarlos durante las vacaciones pues el mismo día de Reyes, o al día siguiente regresábamos a la capital. Pero tras tantos años escuchando la cansina polémica navideña, y teniendo tan reciente en la cabeza ‘Arca, camino al mar’, por asociación de ideas me he preguntado: ¿Y si en lugar de ponernos a discutir precisamente en estas fechas tan entrañables porqué no intentamos buscarle también a la Navidad las tres patas que la siguen sosteniendo durante tantos siglos. Haberlas, haylas.

Primera pata: La Navidad es una fiesta histórica que revive el más que demostrado nacimiento de Cristo (me dan mucha, pero mucha risa, los que para justificar que les guste tanto la Navidad dicen que realmente ellos lo que celebran son las Saturnalias. Jajajajá). Segunda pata: Por el mismo motivo la Navidad es una celebración eminentemente religiosa para el mundo judeo cristiano. Y tercera para: La Navidad es la fiesta más popular del año porque la vive todo el planeta indistintamente del sentido que quiera darle cada cual. Tomen nota: Históricas, religiosas y populares, así son la Navidades que nos vuelven a unir en amor y compaña un año más y que con toda seguridad nos seguirán reuniendo dentro de muchos años, cuando por suerte ya no estemos aquí para aguantar el tostón de Maríah Carey el El Tamborilero.

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos