AYAC CREA UN GRUPO DE TERAPIA ENFOCADO A LOS FAMILIARES Y CUIDADORES DE ENFERMOS DE CÁNCER

0
258

“Para evitar que se sientan solos y aislados”

SIETE DÍAS YECLA

AYAC es consciente de la necesidad de un grupo terapéutico de soporte emocional para familiares y cuidadores de enfermos de cáncer. Como ayuda para sentirse comprendidos y no sentirse solos ni aislados. Como apoyo y complemento a la terapia individual que se viene realizando con familiares desde los inicios de la asociación. Desde la asociación señalan que “si tu familiar acaba de recibir un diagnóstico de cáncer, si padece cáncer o si lo ha padecido, si no sabes cómo tratar a tu ser querido, si tienes dificultades en la comunicación, si sientes que la situación te supera o te sientes estresado y/o solo, en AYAC queremos estar contigo. Ofrecemos ayuda a las personas que proveen de cuidados al paciente con cáncer. Ayudarles, es ayudar a su vez a la persona enferma. Es mejorar el entorno familiar. Si eres familiar y/o cuidador y te gustaría formar parte de un grupo de personas en situación similar a la tuya, ponte en contacto con nosotros en el teléfono 693 065 668 o en el correo electrónico ayac@ayac.es”, informan desde la asociación.

La psicooncóloga de AYAC, María del Carmen Rodríguez explica que “cuando un familiar o un ser querido está enfermo de cáncer, las personas que están a su lado también sufren las consecuencias de la enfermedad y de todo el proceso oncológico de manera indirecta. El familiar, el cuidador, comparte las mismas emociones y sentimientos que puede llegar a tener el propio paciente, siendo en ocasiones difíciles de manejar.

Los cuidadores son personas clave en las atenciones que necesita la persona que está pasando por un cáncer”. Rodríguez añade que “si cuidar es, a veces, una tarea complicada, cuidarse a uno mismo también lo es, porque la enfermedad ocupa tanto espacio, las atenciones al familiar enfermo son tantas, que apenas queda tiempo para el autocuidado personal, para atender al propio malestar que presentan los familiares y los cuidadores”.

“En algunos casos, existen consecuencias laborales y problemas económicos. Y por supuesto, no podemos olvidar el intenso impacto psicológico y emocional que representa hacer frente a una situación sumamente estresante como es una enfermedad grave, con la incertidumbre que conlleva. Todo ello puede llevar a generar la denominada sobrecarga del cuidador, un gran desgaste tanto físico como emocional que podría derivar en otros problemas de salud añadidos. De ahí la importancia y la necesidad de prestar atención al cuidador”.