Regresan a Yecla las Fiestas de la Virgen con un plan de contingencia especial por la pandemia

Mayordomos, Pajes y Clavarios, agrupaciones de escuadras, los 800 ‘tiraores’ y cargadores y el público deberán seguirlo al pie de la letra

Regresan las Fiestas de la Virgen tras el parón de un año por el coronavirus. Mayordomos, Clavarios, Pajes, las 16 agrupaciones de escuadras y los 800 ‘tiraores’ y cargadores que saldrán a disparar este año en torno a 1.500 kilos de pólvora en honor a la Patrona, ya están preparados. Pero estas no son unas Fiestas más, porque la pandemia no ha terminado. Por eso,  la Asociación de Mayordomos ha confeccionado un plan de contingencia  contra el COVID redactado con la colaboración de las autoridades sanitarias y siguiendo las directrices marcadas por la reglamentación actual que regula el desarrollo de actividades multitudinarias.

Este plan de contingencia ha sido informado favorablemente por sanidad y la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Yecla lo ha aprobado por lo que es de obligado cumplimiento para aquellas personas que participen en los diferentes actos que configuran las Fiestas de la Virgen, tanto para los participantes activos como el público asistente. Los puntos más relevantes de este plan de pontingencia, fueron explicados este miércoles en rueda de prensa por el presidente de la Asociación de Mayordomos, José Francisco Puche y son los siguientes:

“Es obligatorio el uso de mascarilla en todo momento y en cualquier lugar. Para los ‘tiraores’ y cargadores se establece como obligatorio el uso de la mascarilla propuesta por la Asociación de Mayordomos pues, además de estar certificada bajo la norma UNE 0065:2020 (mascarillas reutilizables), se considera como la más idónea para ser usada cuando se trabaja con pólvora.  Además, está prohibido comer o beber en todos los actos de las Fiestas de la Virgen. Tan sólo se puede ingerir agua para hidratarse adecuadamente”.

“Para portar las andas de la Virgen será imprescindible apuntarse previamente en la sede de la Asociación de Mayordomos hasta el día 4 de diciembre y cumplir una serie de preceptos. Con esto se pretende evitar las aglomeraciones que, habitualmente, se producen justo en los alrededores más inmediatos de la imagen de la Patrona. Esto no quiere decir que no se pueda acompañar a la Patrona en días como la Bajada o la Subida sino que no se podrá portar a la imagen como se viene haciendo en los últimos años.

El lugar donde se celebran las arcas cerradas en el atrio de la Basílica (Bajada, Procesión del día de la Virgen y Minerva) estará totalmente vallado y sólo podrán acceder al mismo aquellas personas que vayan a disparar o cargar en dichas arcas o sean personal de organización o control. Acompañando a la Virgen sólo podrán ir aquellas personas autorizadas, que serán un grupo muy reducido de familiares de los Mayordomos. Todo el público que quiera asistir a las arcas cerradas como espectador deberá hacerlo fuera del perímetro vallado. Habrá espacio para todos pero no se podrá permanecer dentro del área vallada si no se tiene autorización para ello”, advierte Puche Forte.

“Para la entrada y salida de la Basílica se utilizarán la puerta principal que da acceso a la calle San Francisco y la puerta de la sacristía que tiene acceso por el atrio. La puerta grande del atrio, por la que entra la imagen, estará inutilizada tanto para la entrada como para la salida de personas desde antes del inicio de las arcas cerradas y hasta su finalización”.

NADIE DEBE BESAR NI TOCAR LA BANDERA

El presidente detalla que  “para proteger de posibles contagios a las figuras más relevantes de las fiestas, los Mayordomos, y especialmente al de la Bandera, nadie deberá tocar ni besar la Bandera, salvo el Sargento Alabardero y, obviamente, el propio Mayordomo. Así, el acto del “Beso a la Bandera” que se celebra en la tarde del día 6 de diciembre, será el que más modificaciones tenga y, por razones evidentes, no se procederá a besar la Bandera por los participantes sino que se utilizará otra seña de reverencia y respeto hacia la bandera de la Compañía al tiempo que se reducirá más de un 30% el tiempo de duración de este acto. Además, el “Juego de la Bandera” sólo se producirá este año por el Mayordomo actual y se suprimirá el juego por parte de antiguos mayordomos en todos los lugares donde se solía hacer habitualmente.

Igualmente, se ha de ser prudente a la hora de efectuar saludos a Mayordomos y Clavarios evitando en lo posible el contacto muy directo con ellos y, particularmente, besos y abrazos, los cuales sólo se producirán con los familiares y allegados más cercanos”.

“En el acto de la Subida que  habitualmente suele ser multitudinario se pide extremar al máximo la prudencia. En las arcas cerradas de las “Tres vuelvas al pino” sólo podrán acompañar a la imagen de la Patrona las personas autorizadas. Además, no podrá haber ningún espectador justo debajo del propio pino”.

“En definitiva, se trata de ser conscientes de la situación en la que nos encontramos y actuar de forma lógica y consecuente. Las Fiestas están catalogadas como acto multitudinario y, por tanto, la legislación obliga a extremar la prudencia y ser conscientes de que el uso de la mascarilla y la vacunación son las mejores armas para combatir el virus”,  señaló José Francisco Puche.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar