spot_img
viernes, 27 mayo, 2022
28.8 C
Yecla
spot_img
spot_img

Sin mascarillas pero guardando la distancia interpersonal

La responsabilidad hacia uno mismo y los demás seguirá dependiendo única y principalmente de nosotros

A partir de este sábado 26 de junio la mascarilla no será obligatoria en exteriores. Dentro de espacios cerrados y con menos ventilación y en aquellos, interiores o abiertos, donde no podamos respetar la distancia de metro y medio a dos metros, continuará siendo obligatorio su uso. Pero esta nueva norma no supone que nos tengamos que quitar la mascarilla ahora por obligación en la calle o espacios exteriores. Es decir, será una decisión personal seguir llevándola o no al aire libre dependiendo en cada situación de la distancia que interpersonal.

Y es que esta tan esperada nueva normativa implica igualmente que, decidamos usarla o no en espacios abiertos, debemos seguir llevando la mascarilla siempre a mano para acceder a sitios cerrados. Creemos oportuno resaltar estos condicionantes que van a regir a partir de ahora ante el gran número de personas que todavía se manifiesta reacia a quitarse la mascarilla mientras la vacunación no alcance unas cotas más altas y tranquilizadoras. Una vez más la prudencia y responsabilidad hacia uno mismo y hacia los demás dependerá única y principalmente de nosotros.

spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos

Utilizamos cokies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar