Ruta del Vino de Yecla confía su reactivación al enoturismo

Los eventos que se celebran en verano quedan aplazados y se estudia si hacer o no la Noche Tinta

Ruta del Vino de Yecla no ha parado de trabajar durante estos terribles meses de la pandemia y de buscar alternativas para capear la crisis que el coronavirus ha causado a sus casi 40 asociados. Tal y como explica la presidenta, Aurora Picó, “pese a que hemos tenido que cancelar o aplazar nuestros eventos tenemos puestas las esperanzas en el enoturismo que sigue funcionando. Hay un dato positivo y es que el enoturismo nunca se ha caracterizado por celebrar eventos de masas.

Las visitas a bodegas, viñedos, restaurantes o tiendas se pueden hacer en grupos reducidos de 12 o 15 personas. Incluso se hacía ya antes de la pandemia”. Picó recuerda que “Yecla está trabajando ahora mismo como destino seguro, tal y como explicó la consejera de Turismo, Cristina Sánchez, en su visita de hace unos días. Y por supuesto, todos los asociados de Ruta del Vino están dando lo mejor de sí mismos para garantizar todas las medidas de seguridad”.

La presidenta de Ruta del Vino anima a todos los yeclanos a que “puedan seguir disfrutando de nuestros vinos, de la uva monastrell, de los blancos, los rosados, durante estas vacaciones que muchos tendrán este mes de agosto. En Ruta del Vino no dejaremos de trabajar por y para ellos”.

En cambio, los eventos de Ruta del Vino, citas clásicas que la población aguarda en cada época del año, no se han podido celebrar. Y están aplazados sine die. “Pensábamos haber celebrado la clausura de la IX Ruta del Vino y la Tapa pero ha sido imposible, además de que la situación no lo aconseja, también nosotros tenemos un deber y una responsabilidad y este tipo de actos no se pueden hacer en este momento. Tampoco se ha hecho el Envero de la Monastrell ni el concurso de pintura de barricas, aunque se está celebrando un concurso de decoración de botellas, del que se puede encontrar toda la información en las redes sociales de Ruta del Vino”.

Tampoco se va a celebrar la pisa de la uva en el mes de septiembre, como era tradicional ni la gala para la nominación del Enoturista del año en lo que queda de año de 2020. La única cita que se podría salvar, aunque no es seguro, es la Noche Tinta y el Maratón Enoturístico que tienen lugar en noviembre, pero dada la cantidad de meses que quedan por delante, “pero cualquier decisión que se tomara ahora sería prematura”, concluye la presidenta.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar