Francisco Ponce Lorenzo: “A día de hoy no hay pacientes de Covid-19 que estén ingresados en el hospital”

Entrevista con el Director Médico del Hospital Virgen del Castillo de Yecla

Después de tres meses de emergencia sanitaria por coronavirus ¿cuál es la situación actual en el Hospital Virgen del Castillo de Yecla?

El Hospital Virgen del Castillo está aprendiendo a funcionar de una forma distinta a como se hacía hasta ahora. El servicio de urgencias se ha escindido en dos circuitos, uno dedicado a las urgencias generales y otro a las respiratorias, lo que conlleva cambio de ubicación física, redistribución de recursos humanos etc…

El área de hospitalización también se ha tenido que adaptar, dotando de doble puerta para un mejor aislamiento a todas las habitaciones de la segunda planta y de mejoras técnicas, como cámaras de monitorización continua de los pacientes en todas las habitaciones de aislamiento.

Actualmente el área quirúrgica de nuestro hospital comienza a coger ritmo en su actividad, con nuevos protocolos de actuación que garantizan la seguridad tanto de pacientes como de profesionales.

También la atención a pacientes en consultas externas se está adaptando a la situación actual. La atención telemática y las medidas de seguridad van a tener un protagonismo esencial en la interrelación con los pacientes. Un cambio en todos los órdenes que nos permite vislumbrar un futuro de oportunidades para conformar un tipo de sanidad satisfactoria para todos.

Desde que comenzó la crisis por coronavirus, ¿cuál ha sido la evolución de la enfermedad en la comarca del Altiplano?

La evolución de la crisis por coronavirus ha sido pareja en toda la Región, con un periodo al principio de explosión de casos y de adecuación de los servicios sanitarios. Los centros de salud de Jumilla y Yecla han realizado una labor encomiable y a veces invisible para la sociedad y los medios de comunicación frente a esta pandemia. No solo han trabajado a nivel de contención, si no resolviendo casos, haciendo seguimiento y control de los casos probables y confirmados, que han permanecido en cuarentena en sus domicilios y atendiendo aquellos problemas de salud que no podían demorarse.

Por suerte en ningún momento de la crisis se ha colapsado nuestro hospital y quiero aprovechar para realizar un reconocimiento a todos y cada uno de los profesionales sanitarios y no sanitarios que han puesto su esfuerzo y dedicación al servicio de los ciudadanos.

En la actualidad no tenemos pacientes Covid ingresados en nuestro hospital y hemos visto como las urgencias hospitalarias respiratorias están siendo sustituidas por las urgencias generales en cuanto a su número, como antes del comienzo de la pandemia.

¿Hemos hecho correctamente los deberes los ciudadanos durante este tiempo o debemos corregir algunos hábitos para hacer nuestros, otros nuevos con los que no contábamos?

La ciudadanía ha respondido con responsabilidad y solidaridad a los requerimientos de las autoridades sanitarias. Ahí están los datos de seroprevalencia, sólo 1.4% de la población es inmune al Covid-19 en la Región de Murcia, lo que nos viene a decir que los ciudadanos nos hemos quedado en casa cumpliendo lo que se nos pedía.

Respecto a los hábitos de higiene observamos que los ciudadanos han aceptado convivir durante estos meses con geles hidroalcohólicos, mascarillas y otras medidas de seguridad de forma generalizada. Existen otros hábitos, como el de la distancia social, que sin duda alguna nos va a costar más aceptar porque no va en nuestro ADN, nos gusta estar juntos, interactuar de cerca, nos gusta disfrutar en compañía y los tiempos que vienen no van a ser proclives a estas manifestaciones sociales.

 

Errores y aciertos ha habido en la gestión de toda esta crisis, ¿qué destacaría dos meses después de todo lo que está viviendo a nivel médico como profesional y a nivel humano?

Es cierto que desde el comienzo de la pandemia ha habido errores y aciertos, dado que nos estamos enfrentando a una crisis sanitaria sin precedentes, que no venía en el guión de nuestras vidas ni en el de nuestras carreras. Todas y cada una de las decisiones tomadas han sido en pro de proteger a los profesionales frente al Covid-19 y de ofrecer la mejor de las asistencias posibles a los ciudadanos. Las decisiones se han tomado en un ambiente de altísima presión, con responsabilidad, celeridad y siempre contando con la voz de los profesionales sanitarios.

En tiempos de crisis he visto aflorar lo mejor del ser humano, la generosidad, la valentía, la solidaridad, el sacrificio y la capacidad de empatizar con una simple mirada asomada al balcón de las mascarillas, con la persona que tenemos al lado. He visto diluir el miedo y la desesperación con un simple choque de codos, he visto regalar sonrisas con los ojos a todo aquel que las ha necesitado. Muchas cosas han cambiado y otras muchas van a cambiar porque ha vuelto a surgir algo que quizá tuviéramos olvidado, la humanidad que subyace en todos y cada uno de nosotros.

Ya estamos en la Fase 2 ¿cómo ve el desarrollo de la desescalada?

Es un tema complejo en el que cada persona tiene sus propias ideas. En momentos así sale a relucir el ministro de Sanidad que todos llevamos dentro. Bajo mi punto de vista la desescalada es necesaria tanto por razones económicas como sanitarias, por una parte la puesta en marcha del tejido productivo del país es una necesidad manifiesta que no podemos obviar y por otra, los problemas de salud que sin duda pueden aparecer tras el confinamiento, déficit de vitamina D, alteraciones inmunitarias y problemas de salud mental deben hacernos estar alertas. De poco va a servir todo el esfuerzo realizado hasta el momento si todos y cada uno de nosotros no intentamos aprender a vivir con la distancia social y las medidas higiénicas que se han venido repitiendo a lo largo de estos meses.

 

¿Se atreve a predecir, cuándo podría acabar esto, o como hemos oído y leído, la mascarilla va a formar parte de nuestra vida muchos años?

La prudencia debe de estar presente en este tipo de vaticinios, todos hemos leído y escuchado voces al respecto de los llamados expertos, pero yo me pregunto ¿cómo se puede ser experto en algo que nadie ha vivido antes? En mi opinión debemos intentar vivir con intensidad el presente para no vivir con ansiedad el ahora, por causa de un futuro que no conocemos y que está por llegar, o no.

 

¿Qué recomendaciones, por obvias que parezcan, daría a los lectores de Siete Días Yecla, para seguir luchando juntos contra la Covid-19?

Mis recomendaciones están alineadas a los consejos del Ministerio de Sanidad y del Servicio Murciano de Salud. Es importante lavarse las manos frecuente y meticulosamente. Al toser o estornudar tenemos que cubrirnos la nariz y la boca con la flexura del codo. Es muy recomendable limpiar con mucha regularidad las superficies que más se tocan. Es importante mantener al menos una distancia de dos metros de seguridad entre las personas. Tenemos que evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca para impedir la transmisión del virus. Es una práctica razonable utilizar mascarillas de seguridad siempre que no podamos mantener la distancia social y por último quiero recordar que si se presentan síntomas es importante aislarse en casa y contactar con su Centro de Salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar