La Policía multa a 144 vecinos por salir de casa sin motivo aparente

Entre las razones más frecuentes hacer la compra varias personas juntas o visitar a amigos o a la pareja

Infinidad de excusas. Motivos de lo más variado, desde los más creíbles a los más inverosímiles en estos casi 18 días de estado de alarma son los que se han encontrado los agentes de la Policía Local de Yecla. Desde ir al campo sin ninguna necesidad a pretender ir a visitar a amigos o  salir a hacer compras más de una persona. La concejala de Seguridad, Isabel Pérez, explica que “los agentes están cumpliendo fielmente con su obligación y la población en general está respetando las medidas pero tenemos 144 denuncias hasta este momento y dos detenciones y esto nos hace que tengamos que recordar a los vecinos de Yecla que estar en casa es obligatorio y es nuestra forma de aportar al enorme esfuerzo social para vencer al coronavirus”.

Según refieren desde Policía Local, “los primeros días de aplicación del Real Decreto 463/2020, las denuncias fueron por comercios que abrían sin estar autorizados a ello. En cuanto a la limitación de circulación de vecinos, la denuncia más habitual ha sido la de ir dos personas en el coche sin ningún motivo justificado, la de ir a casa de un amigo  a jugar, a ver una película o por ser el cumpleaños de alguien”.

La concejala indica que “también ha sido habitual la de ir de compras paseando con un amigo o con la pareja y no siendo imprescindible. Los agentes también indican que hay denuncias que han sido desveladas por la propia mentira, cuando alegan que vienen de una farmacia determinada y se comprueba que está cerrada, o que vienen de comprar plátanos resultando estar cerrada la tienda”.

También se ha dado el caso de jóvenes que han saltado a algún centro docente. O que han echado a correr y una vez identificados por los policías locales dicen que vienen de comprar, cuando, evidentemente, no llevan nada comprado. Otros han sido denunciados por ir a casas de campo a cenar o por pretender pasar el fin de semana con su novia. Entre las excusas más estrambóticas destaca la de haber ido a dar de comer al gato quedándose dormido y habiéndose hecho tarde para retornar a casa. Isabel Pérez indica que “repostar en las estaciones de servicio también ha motivado alguna denuncia, ya que el interesado, al comprobar el agente que el depósito está casi al completo, cambia de argumento y dice que iba a lavarlo. Y también se da el caso de personas que tras hacer la compra pocas horas antes vuelven a bajar a por un bote de champú”.

Algunos yeclanos sin mucho pudor han argumentado, entre otras cosas, que van al campo a podar las oliveras, a comprar yeso para hacer unas chapuzas, a decirle a un cliente que no hay zapatos de comunión para el niño y aquellos que van paseando con su perro y al ver la distancia tan larga desde su domicilio dicen que están aprovechando para ir a cobrar un deuda, o que van a casa de un amigo a por tabaco.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar