“Debemos proteger siempre a las mujeres y también rehabilitar a los maltratadores”

María Concepción Marco Soriano, responsable jurídica del  CAVI de Yecla

¿Cómo ha sido el año 2019 en cuanto a la violencia de género? ¿Cuántos nuevos casos se han atendido?

Hemos atendido en Yecla a más mujeres que el año pasado en estos diez meses y medio que llevamos contabilizados. Han sido 56 nuevos casos, los mismos que se registraron en todo 2018. A falta de mes y medio para acabar el año es factible que esa cifra aumente, pero esto no es un mal dato porque lo que demuestra es que la detección de casos de violencia de género está aumentando y también que existe más información y vienen más mujeres a nuestra consulta en el CAVI. En estos 56 nuevos casos hay todo tipo de maltratos, desde algunos por verdaderas palizas, hasta maltrato verbal o ninguneo hacia la mujer. Y tenemos mujeres de todos los perfiles y edades: amas de casa, mujeres profesionales, chicas adolescentes que van al instituto. Se trata, por desgracia, de un problema más amplio de lo que la gente cree.

¿Cuál es el protocolo que se activa cuando una mujer acude al centro denunciando un caso de maltrato?

Lo primero que hacemos es ofrecerle apoyo psicológico, así como asesoramiento legal a esa mujer. Iniciamos el proceso denominado de desvictimización. Si bien es cierto que cada mujer es diferente y requiere un procedimiento distinto. El objetivo del CAVI es ayudar a estas personas a recuperarse y a recobrar las riendas de sus vidas. Es un proceso muy difícil porque muchas llevan años arrastrando este problema y también existen muchos lazos afectivos con los maltratadores. Pero es esencial trabajar con estas mujeres para que sean conscientes de la situación tan grave que han vivido y para que no les vuelva a ocurrir en una futura relación porque algunas vuelven a recaer en situaciones de control y sumisión.

La denuncia es el paso previo que inicia todo el proceso… ¿Sigue costando que la mujer denuncie?

Es algo que siempre cuesta mucho. Y debo decir que desde el CAVI respetamos siempre a la mujer, es decir, no se obliga a nadie a denunciar si no lo desea. Hay veces que las víctimas de violencia de género no llegan a dar el paso porque sienten incluso compasión y pena por su maltratador. También es cierto que no ayuda la poca empatía que se tiene en algunos casos con las víctimas. Con mucho pesar debo decir que el sistema revictimiza a las mujeres. Muchas veces se cuestiona su credibilidad, se ven juzgadas o criticadas. Eso es muy grave porque a una mujer machacada puede hundirla más.

Algunos partidos políticos no apuestan por la actual Ley de Violencia de Género, piensan que se criminaliza al hombre y que existe un problema con las denuncias falsas… ¿Qué puede usted decir al respecto desde su experiencia?

A los políticos que piensen eso debo decirles que se formen bien y se informen. Porque los profesionales que trabajamos con la violencia de género nos esforzamos arduamente porque ninguna denuncia falsa llegue a los juzgados. Desde mi experiencia puedo decir que en Yecla, las denuncias falsas son muy aisladas y las combatimos con fuerza porque sirven para deshacer el camino ya andado, el del consenso legislativo y social sobre la violencia de género, que no es igual que la violencia doméstica, ni tiene las mismas causas ni los mismos efectos. También quiero dejar claro que la actual Ley de Violencia de Género no criminaliza al hombre, sino que castiga comportamientos delictivos. Es más, el hombre es también víctima del sistema patriarcal y machista que ha sido la sociedad española durante décadas.

La violencia de género aumenta también entre los adolescentes… ¿Qué medidas de prevención se están adoptando en Yecla en colegios e institutos?

Continuamos trabajando la co-educación, que es fundamental para poder cambiar las cosas. La Ley, el endurecimiento de penas, los castigos… Por sí mismos no valdrán nada si no formamos a los más jóvenes. Estamos impartiendo charlas en Infantil, 4º de Primaria y 2º de ESO, pero las familias y el profesorado deben implicarse más para atajar este problema de raíz desde que los niños y niñas son muy pequeños. Algunos padres o madres que creen que a sus hijos se les puede adoctrinar con estas charlas deben saber que existen leyes nacionales y regionales que nos obligan a poner en práctica la co-educación.

Ya han arrancado las actividades municipales que han organizado ustedes junto a la Concejalía… ¿Qué destacaría de ellas?

Hay muchas charlas y talleres, la lectura del manifiesto ytendremos las Jornadas sobre la Violencia de Género el viernes 29. La primera de esas ponencias se titula “El proceso de rehabilitación del maltratador en prisión” y considero que va a ser muy interesante. Porque los hombres también tienen enorme importancia en estos hechos. Como sociedad debemos proteger a las mujeres víctimas pero también rehabilitar a los maltratadores. En muchos de los casos se puede conseguir. Tenemos una sociedad patriarcal que se resiste a los cambios, pero esos cambios hay que lograrlos mediante pasos lentos pero seguros. Así lo veo yo y así me lo dicta mi experiencia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar