spot_img
sábado, 2 marzo, 2024
7 C
Yecla
spot_img
spot_img

«La hiel y el vinagre»

Por Juan Zadí Muñoz Cañavate

Cuando alboreaba la primavera de 1935 y el paso de la "Hiel y el Vinagre" del escultor yeclano Antonio J. Palao Marco, director de la Escuela de Bellas Artes de Zaragoza, procesionaba por las calles de la empobrecida Yecla con su Gremio de Judíos, su "Señor Merdero" con la cruz a cuestas, ante la mirada absorta de niños y mayores de la época que cultivaban su fe admirando estas imágenes, pocos podían intuir lo que solo un año después iba a suceder, la desaparición de todo el acervo cultural y religioso que nuestra Semana Santa atesoraba.

Contrariamente a lo que ocurrió con el resto de cofradías de nuestro pueblo, ésta entrañable hermandad no se reorganizaba en la década de los cuarenta; han tenido que pasar 78 primaveras para que un grupo de entusiastas cofrades bajo la sabia dirección de su presidente, el incansable Luis Azorín Soriano, por fin, vean cumplido el objetivo de resucitar para las calles de la secular Yecla esta histórica y popular cofradía.
Para ello en 2007 fue obtenido permiso para su refundación, en 2009 reconocida por el Obispo y aprobados sus estatutos. El ambicioso proyecto es encargado al prestigioso imaginero barroco sevillano d. Manuel Ramos Corona. Su taller de la Alameda de Hércules de la ciudad hispalense ha visto gestar durante años estas bellas y realistas esculturas a golpe de gubia y arte.
Bien es cierto que han sido muchos los obstáculos sorteados para que las imágenes del Stmo. Cristo de la Humildad, custodiado por su bello centurión romano y el personaje judío que le entrega el cáliz con la hiel y el vinagre, de un realismo desgarrador todas ellas, pudieran llegar a Yecla la noche del 16 de marzo de 2013. Casual aniversario, el setentaisieteavo, de su desgraciada incineración. Pero como bien está lo que bien acaba la satisfacción ahora es mayor y nuestro pueblo podrá contemplar esta obra de arte y piedad popular en la Semana Santa de este año para engrandecimiento de sus extraordinarias procesiones y del patrimonio cultural y artístico de esta gran ciudad. Lástima que todo cueste tanto y el apoyo de las instituciones sea tan escaso, pero todo ello es suplido por la fe, la ilusión, la pasión, el trabajo de los amantes de nuestras tradiciones que no escatiman esfuerzo para engrandecer todo lo que atañe a Yecla, suficiente recompensa.
El grupo escultórico ha sido expuesto en la sala de Caja Murcia, del 16 al 25 de marzo, con un enorme éxito de público; acompañado de una interesante colección de fotografías, en tamaño póster, provenientes del Archivo Tani, con todos los pasos que procesionaban en la semana santa yeclana anterior a 1936. Muchos han encontrado en esas instantáneas, emocionados, a antepasados de su familia. Ha sido bendecido la tarde del Martes Santo en la Basílica por el párroco y consiliario del Real Cabildo de Cofradías.
No podemos obviar que este mismo año han llegado, asimismo, a Yecla , el bello Cristo del Consuelo (de la cofradía Virgen de los Dolores) y el exquisito Angel de la Pasión (perteneciente a la del Ecce Homo), lo que acredita que nuestra Semana Santa sigue más viva que nunca a pesar de las dificultades. Enhorabuena a todos.
Por último queremos dar sinceras gracias a los colaboradores y cofrades de nuestra hermandad por su apoyo personal y económico; amén de un entrañable y emotivo recuerdo para todos los que en esta cofradía y en todas las de la ciudad han trabajado con anónimo y desinteresado esfuerzo y hoy gozan ya de la Gloria del Padre, siempre están en nuestro pensamiento, sus enseñanzas e ilusión han calado con profundidad en nosotros, gracias a ellos hoy nuestra semana santa es lo que es, A.M.G..D.
(*) Juan-Zadí Muñoz Cañavate.
Vicepresidente de la Hermandad.
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos