spot_img
jueves, 13 junio, 2024
13.1 C
Yecla
spot_img
spot_img

«Antes del verano decidiremos si la planta de grafeno se instala en Yecla»

Martín y José Antonio Martínez Rovira: Responsables de Graphenano

Después de los últimos contactos que han mantenido con el Ministerio de Administraciones Públicas, el Instituto de Fomento y los Centros Tecnológicos de la Región de Murcia en compañía del alcalde Marcos Ortuño, ¿qué posibilidades contemplan ustedes a día de hoy de que su proyecto pueda instalarse en Yecla?


Todas las gestiones políticas necesarias que podían hacerse se han hecho ya. En honor a la verdad, tenemos que decir que la Administración local se ha volcado y también la regional, ofreciendo a nuestra firma importantes incentivos para la contratación de trabajadores cuando la planta de grafeno en Yecla hiciera una realidad. Sin embargo, ahora nuestro problema se basa en la operatividad. Graphenano tiene grandes pedidos que servir y necesitamos unas instalaciones muy amplias para producir grandes cantidades. En Yecla, únicamente la nave de Granfort, de unos 40.000 metros cuadrados, reúne esas condiciones. Las posibilidades reales dependen de si podemos adquirir la nave, que actualmente está en proceso de administración concursal tras su cierre.

¿Cuánto pueden esperar par tomar la decisión de que su proyecto se instale en Yecla? Porque suponemos entonces que si no pueden contar con la nave de Granfort tendrán que instalarse en otra localidad.

Tenemos unos tres meses como máximo de plazo. Antes del verano decidiremos si la planta de grafeno viene a Yecla, que hoy es nuestro mayor deseo, o si, por problemas de infraestructuras, tenemos que marcharnos a otro lugar.

Hablan ustedes de que su empresa está formada por 90% capital español y 10% capital alemán. ¿Es indiscreto preguntarles con qué inversores, asociados o respaldo financiero cuentan ustedes para poder hacer frente a esta gigantesca inversión? Porque imaginamos que también habrán buscado aliados en el sector privado para aportar el capital necesario con el que hacer frente a estas cantidades astronómicas

Es cierto. El capital de nuestra empresa está distribuído en esa proporción. Nuestros inversores son pocos, porque el respaldo de la mayor parte de la financiación la hemos obtenido gracias a los contratos que ya tenemos para fabricar grafeno. La explicación es la siguiente: En estos momentos, Graphenano es la primera empresa del mundo que puede fabricar este material revolucionario en grandes cantidades, a diferencia de nuestros competidores más directos. Podemos asegurar que podemos producir diariamente varios kilómetros de cable de grafeno por lo que nuestros ingenieros calculan que llevamos varios años de adelanto frente a otras empresas productoras.
Ya hemos logrado contratos blindados con algunas de las empresas más importantes del mundo para fabricar para ellas grafeno, y algunos de esos contratos son para varios años. Dichos acuerdos comerciales son la garantía para conseguir financiación con las entidades bancarias.

Pero, ¿cuál ha sido la inversión inicial que han efectuado ustedes como propietarios de esta firma?
La inversión inicial fue de cuatro millones de euros. Obtuvimos esta cantidad tras la venta de nuestras acciones de Byo Fuel Sistem, nuestra anterior empresa con la que conseguimos producir biopetróleo a través de las algas marinas, y que posteriormente ha adquirido la empresa Cementos de México.


¿Pero, entonces, este proyecto del Biofuel sigue adelante, aunque ustedes ya no tienen nada que ver con esta empresa?

Cementos de México adquirió nuestras acciones y posteriormente ha montado una planta para tratar las algas en Alicante, junto a sus instalaciones; pero no tenemos ya nada que ver con ese proyecto, aunque algunos de nuestros colaboradores en Byo Fuel Sistem están aportando sus conocimientos en Graphenano porque son gente muy valiosa con la que hemos querido seguir trabajando.

Actualmente parece ser que ya están ustedes fabricando grafeno en su planta de Ciudad Real. Amplíenos un poco más estos datos referentes a: ¿con qué medios cuentan allí? ¿Cuánto capital han invertido ustedes para que empiece a funcionar? ¿Con cuántos trabajadores cuentan en estos momentos? ¿Qué producción están obteniendo y por dónde andan las primeras cifras de facturación?

Nuestro centro de I+D+i está en Ciudad Real, pero también es necesario aclarar que se está fabricando grafeno, con nuestros recursos propios, no con los de la Universidad de Ciudad Real, que sí colaboró en la investigación inicial. En estos momentos, la producción de grafeno es pequeña pero está en pleno proceso de expansión, pero aún así calculamos que nuestra facturación en este 2013 rondará los 300 millones de euros solo con esta planta. Por eso planeamos construir varias plantas más en España iguales a la que esperamos que podamos levantar en Yecla con el fin de poder atender todos los pedidos que nos llegan.
En la actualidad, tenemos en plantilla a 14 ingenieros y cuatro operarios con los que ya estamos obteniendo unos 14 kilómetros de grafeno al día, en el caso de la fabricación de cables.

Nos cuesta creer que nadie les haya lanzado una oferta para comprarles su patente. Ante una facturación tan importante… ¿De verdad que ustedes no se han planteado venderla por una cantidad astronómica?
No nos lo planteamos por el momento, aunque somos muy conscientes de que nos llegarán en breve grandes ofertas para que vendamos nuestros derechos sobre este sistema de producción, que, por el momento, es único en el mundo.

También aseguran ustedes que de ponerse en marcha este proyecto en Yecla, estarían en disposición de poder emplear a más de 500 trabajadores. ¿Tendrían que disponer de alguna cualificación profesional específica o deberían cursar alguna formación previa antes de ser contratados?

Esas estimaciones se hicieron en un primer momento, pero hay que tener en cuenta que Graphenano está en continuo crecimiento, por lo que podrían ser muchas más personas las que se contrataran en Yecla, teniendo en cuenta los puestos directos e indirectos que generaríamos en un futuro.
El sistema de producción está automatizado y los trabajadores no requieren ninguna especialización ni una formación concreta, porque su labor sería muy mecánica. La fabricación de grafeno encaja muy bien con las características de la mano de obra que más abunda en Yecla. Estamos hablando de un proceso de manufacturación muy similar al que desempeña la mayoría de trabajadores del sector del mueble.

Están comentando que podrían ser más de 500 las personas contratadas… Esto supondría una gran tabla de salvación para Yecla en estos momentos en los que atravesamos un enorme drama con el paro que ha originado la crisis.

Así es. Naturalmente, conocemos el drama que atraviesa la mayoría de yeclanos, con un paro que roza las 5.000 personas. Si la planta de grafeno se instalara en Yecla, efectivamente podría paliarse y resolverse esta tragedia para muchas familias.
Desde que comenzó a hablarse de Graphenano estamos recibiendo a diario montones de currículums de yeclanos sin empleo que desean trabajar con nosotros y desde la empresa también deseamos que esto pueda ser una realidad.
Yecla no puede perder esta oportunidad. Necesitamos que se resuelva el proceso concursal y adquirir cuanto antes la antigua nave de Granfort para empezar a producir. De lo contrario, lamentándolo mucho, tendríamos que establecernos en otra ciudad. De aquí al verano veremos lo que ocurre.


LEA LA ENTREVISTA COMPLETA EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA, EN TODAS LAS LIBRERÍAS Y GASOLINERAS DE YECLA
spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos