spot_img
miércoles, 24 julio, 2024
37 C
Yecla
spot_img
spot_img

CHARLA DE ‘SALVEMOS EL ARABÍ’ SOBRE EL ESTADO DE LOS ACUÍFEROS

Hay “graves errores en el nuevo Plan de Cuenca del Segura, que ha reducido casi a cero su sobreexplotación”, afirman

La Plataforma ‘Salvemos el Arabí y Comarca’ ha organizado una nueva charla este jueves 30 de noviembre a las 20 horas en la Escuela de Música para ofrecer datos actualizados de los cultivos intensivos y acuíferos sobreexplotados en el Altiplano. La charla se presenta como una actualización del ‘Dossier Abuso de Acuíferos. El caso del Altiplano’ que la Plataforma publicó en enero de 2020.

Debido a la aprobación del nuevo Plan Hidrológico de la cuenca del Segura 2022-2027, la Plataforma ha querido cruzar los datos que ofrecen la Confederación Hidrográfica del Segura, CHS y la Comunidad Autónoma, obteniendo unas “conclusiones imposibles” en cuanto a extracción de agua.

Por un lado, explican “los datos oficiales de superficie de cultivos que ofrece la Consejería de Agricultura muestran que ha habido un aumento de 2.311 hectáreas de regadío de 2012 a 2019, pasando de 15.168 a 17.479 hectáreas. Los cultivos intensivos de hortalizas han aumentado en estos años en 2234 y la uva de mesa 130 hectáreas. En términos generales, se puede decir que el aumento de las nuevas hectáreas de regadío se está produciendo en hortalizas y uva de mesa, mientras que los frutales se están reduciendo, y la viña de regadío se está sustituyendo por olivo y almendro”.

“Este aumento en la superficie de cultivos de regadío debe ir necesariamente ligado a un aumento en el volumen de agua que se extrae de los acuíferos para poder producirlos, ya que no hay ninguna otra fuente de suministro en el Altiplano. En concreto, de 2012 a 2019, los años de referencia que toman los planes hidrológicos de la cuenca del Segura, debería haber un aumento de 10,60 hm3 en total, pasando de 35,97 hm3 a 46,58 hm3, de los cuales, solo los hortícolas ya superan esa cantidad, al aumentar en 10,72 hm3”.

“DATOS CUESTIONABLES”
De hecho, hasta el año 2021, último dato disponible en la Consejería de Agricultura, “los cultivos intensivos de hortícolas no han hecho más que crecer de forma acelerada en los últimos años, tanto en Yecla como en Jumilla.

Sin embargo, según el nuevo plan de cuenca de la CHS aprobado para el periodo 2022-2027, las extracciones en la parte del Segura del acuífero Jumilla-Villena han bajado de 15,90 hm3 a 15,60 hm3 al año, algo que resulta absolutamente imposible visto el aumento de hectáreas de regadío sobre el acuífero. No solo eso, sino que además la recarga total del acuífero ha pasado de 6 hm3 en el anterior plan de cuenca, a 15,25 hm3 en el actual, es decir que ahora se recarga 9,25 hm3 más, con lo cual, el índice de explotación del acuífero ha bajado a 1,02”. “Según la CHS, el acuífero Jumilla-Villena ha dejado de estar sobreexplotado en la parte de la Demarcación del Segura, algo que bajo nuestro punto de vista resulta una distorsión de la realidad y una perversión”, afirma Alejandro Ortuño, portavoz de la Plataforma.

La Plataforma también cuestiona la propuesta de conexión del Altiplano con Canales del Taibilla, “que pretende sustituir los 5,5 hm3 de abastecimiento urbano de Yecla y Jumilla por caudales del Tajo provenientes de Molina de Segura. El proyecto, aprobado ya en 2014, incluía cuatro estaciones de bombeo, tres nuevos depósitos, y entre 80 y 100 km de tuberías. Una obra faraónica para traer un agua más cara, más costosa y de peor calidad al Altiplano. Todo ello para reducir solamente un 5% la sobreexplotación, y cuando solo los cultivos intensivos instalados en los últimos años consumen tres veces más al año. En caso de necesidad, hay una alternativa mucho más viable: el Sinclinal de Calasparra”, señalan.

spot_img
spot_img

Más artículos

Artículos relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos