Pueblos del interior

Aquellos anodinos pueblos costeros de casas tejavanas, fachadas emblanquecidas a brocha y cal, calles solitarias e inundadas de un hondo olor salado y a diario despobladas al ser la mayoría de sus vecinos marineros cuya vida transcurría en el mar, y fue con el ¡bum! turístico cuando quedaron desnaturalizados de sus rancias esencias y transformados de la noche a la mañana en esas mismas urbes de las que normalmente huyen sus habitantes buscando una liberación de los agobios obligados en ellas a soportar, siendo sus playas la motivación por excelencia para soliviantar la querencia del envite lúdico-veraniego.

Al ser humano, por su naturaleza evolutiva, le ha impulsado siempre ir cambiando con la música a otras partes porque la condición de nómada va impresa en sus genes, así, en estos momentos, podemos observar un cambio de tendencia en cuanto al recreo ocasional, fascinando sobremanera esos espacios perdidos y olvidados del interior, territorios de gran belleza e idiosincrasia como se da en tantos pueblos, transformándose en lugares de preferencia porque cada día mas gente opta por tales ambientes donde regocijarse en sus días de asueto, silencio y solaz, lugares que la vida ajetreada de cualquier trabajador hoy potencialmente precisa.

Yecla ha perdido el tren en varias ocasiones al observar pasar de largo el convoy de la bonanza progresista, y ante una nueva ocasión, propia de esas que en la vida van dándose ya que mientras se sobrevive estaremos cambiando y así es y será, porque al advertir ahora que el interior de nuestra patria está en boga, suscitando un inusitado interés y no menos fascinación por todas esas comarcas perdidas y olvidadas en tantos lugares de España, entre ellos Yecla, pero, ¿qué podemos vender u ofertar que pueda interesar y motivar a esas nuevas pléyades de ambulantes peregrinos ansiosos de novedades que disfrutar y también luego poder contar como acertadas alternativas?. Cada cual debe pensar y opinar sobre todo aquello que considere ideal para tantos itinerantes ociosos y el interés que puedan generar esos cualitativos entornos para futuros potenciales visitantes.

Ya mismo, toda esa España poco llena o medio vacía, está comenzando una carrera contra reloj intentando promocionar lugares, costumbres, tradiciones, leyendas, folclore, ritos y ni se sabe de narraciones y efemérides la mayoría de ellas persistentes por trasmisión oral, aumentando, inventando o suponiendo, dichos y hechos a los que se intenta dar todo el realce necesario para poder despertar la curiosidad de los tantos millones de viajeros que tras cada puente, escapada de fines de semana o periodo vacacional, motiven tales ofertas ya sean culturales, gastronómicas o paradisiacas de cada reducto perdido del interior de nuestro territorio nacional, y apasionadamente divulgado por los distintos medios de comunicación actuales, logrando interesar por su singularidad los tantos emplazamientos esparcidos por sitios insólitos hasta este momento.

Precisamente la Universidad de Murcia ha puesto en marcha un proyecto para combatir las “fake news” históricas, ante la descarada invención de crónicas y relatos que como en Cataluña se están dando para atraer el interés de gentes y con semejantes inventos disparatados maravillar a adeptos.

Por lo pronto, hay que prepararse para el envite futuro como es la misión a desarrollar, tanto desde el entusiasmo comercial privado que no hay que olvidar, y no menos el trabajo de los entes públicos para preparar el camino y favorecer todo movimiento capaz o interesado en colaborar con proyectos de floreciente atractivo, y cualquier opción deberá ser tratada con la máxima exigencia pero también con inexcusable rapidez. El tiempo apremia y la habitual dejadez política en numerosas cuestiones como hasta ahora está ocurriendo y que no voy a repetir porque ya se ha hecho en tantas ocasiones al dejar pasar oportunidades que otros pueblos sabrán aprovechar en beneficio de una novedad que está adquiriendo cotas mayúsculas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar