‘Coros y Danzas’ y ‘Arabí’ intentan no perder el ritmo en la larga pandemia

Sin actuaciones ni ensayos, ambos grupos temen que esta inactividad les pueda pasar factura

Alex Delegido

Yecla cuenta con dos colectivos culturales muy veteranos y que se distinguen por ser los firmes defensores de las tradiciones y las costumbres de nuestra localidad, que han vivido en el 2020 el año más terrible de sus ya dilatadas existencias. Tanto el grupo de Coros y Danzas ‘ Francisco Salzillo’ como el ‘Grupo Folclórico Arabí de Yecla’ llevan un año sin actuar y lo que es más terrible para ellos, sin ni siquiera poder ensayar. Todos lamentan la situación y esperan que vengan tiempos mejores y, mientras eso llega, piden a sus componentes que no desfallezcan y al público yeclano que les vuelva a apoyar, como siempre lo ha hecho, cuando la situación sanitaria lo permita.

COROS Y DANZAS

El presidente del Grupo de Coros y Danzas ‘Francisco Salzillo’, José Manuel Gil, señala que “el apagón ha sido absoluto. Este próximo mes de marzo se cumplirá un año desde que cesaron las actividades . Ya no se pudo hacer el fandango en la calle, las actividades con Ruta del Vino…

Y lo que más nos preocupa es que no sabemos cuando se van a poder retomar, porque el horizonte final de la pandemia ni siquiera ha empezado a asomar”. La única actividad que han podido mantener es la Escuela de Folclore, con un aforo reducido de seis niños y guardando todas las medidas de seguridad vigentes, pero el presidente explica que “también esto es frustrante para los más pequeños. Porque aunque ensayen no pueden actuar, no pueden estar con sus compañeros. Es muy duro. Nosotros somos un colectivo de unas 40 personas que no hemos podido reunirnos en un año, porque toda actividad relacionada con la danza y el espectáculo es inviable en esta situación”.

El presidente de Coros y Danzas explica que, al habla con su Federación, FACYDE “somos conscientes de que todos los grupos están igual pero la inactividad es un problema. Cuando la situación mejore, tendremos que invertir un tiempo necesario en recuperar el tono. Ensayos, preparativos… La vuelta debe ser gradual. Solo tras unos meses de vuelta a la práctica podremos volver a actuar frente al público”.

Finalmente, José Manuel Gil recuerda que “son muchos los colectivos culturales de Yecla que no podemos hacer nada. Pero algo nos reconforta. Saber que el pueblo nos va a apoyar y no sólo a nosotros. A todos. Ha sido un año culturalmente perdido pero la gente tiene necesidad de espectáculos, danza, música, exposiciones… Seamos pacientes y no perdamos el ánimo porque todo eso volverá”.

GRUPO FOLCLÓRICO ARABÍ

En las mismas circunstancias se encuentra el Grupo Folclórico Arabí. Su presidente, José Miguel García, señala que “en octubre abrimos la Escuela de Folclore, cerrada desde marzo. Empezó muy bien, con todas las medidas de seguridad y grupos reducidos de seis niños, todos con entre cuatro y 16 años, pero en diciembre, ante el aumento de la incidencia del coronavirus, decidimos cerrarla de nuevo. Ahora, si los datos continúan mejorando como hasta ahora, volveremos a abrir el próximo mes de marzo. Los niños son esenciales en nuestro proyecto de recuperación de las tradiciones y las raíces de un pueblo que comenzó de unos talleres de investigación del folclore”.

El Grupo Folclórico Arabí lamenta que la pandemia les haga aplazar las actividades y eventos previstos para conmemorar su 30º aniversario. “El grupo nació en 1991, son tres décadas sobre los escenarios, pero la celebración tendrá que esperar hasta que esto mejore. Somos 150 personas entre niños y adultos y juntarnos ahora es inviable”, destaca el presidente. José Miguel García también señala que “cuando sea posible queremos reunirnos al aire libre para poder ensayar.

Todos perdemos facultades y destreza para el baile tras un año de parón y además, en un grupo tan amplio hay personas de todas las edades y tenemos que ser prudentes con los más mayores para evitar que corran riesgos innecesarios”. Pero ni siquiera la pandemia frena las ganas e ilusión del Grupo Folclórico Arabí que sigue pretendiendo “fomentar el folclore en los colegios de Yecla. Debería ser algo fundamental para nuestros alumnos”.

Sobre la vuelta de las actuaciones, García “no ve un horizonte claro pero confío en que tendremos el respaldo del público. La gente está tan reprimida en sus casas, que cuando haya una programación de la que poder disfrutar, ya sea con conciertos, teatros o danza, van a responder positivamente. Me preocupa más que los niños se desmotiven y pierdan interés por el baile”.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar