Sabíamos que iba a pasar tras la Navidad

El mejor regalo de los Reyes ha sido sin duda el regreso a la prudencia y la responsabilidad

Decimos adiós a la Navidad de este año imposible retomando la preocupación por la situación que seguimos teniendo encima. Después de los días de alegría contenida que hemos vivido durante las fechas navideñas toca de nuevo echar el freno y volver a la casilla de salida, que no es otra que continuar mentalizados de que la pandemia continúa marcando nuestra vida familiar, laboral y social.

La euforia festiva de los últimos días del año y la llegada a Yecla de las primeras vacunas que se están empezando a administrar en absoluto deben hacernos perder el norte hasta el punto de que bajemos la guardia en cuanto a las medidas de seguridad, higiene y protección que tienen que seguir marcando nuestro día a día.

Antes incluso de que Sus Majestades de Oriente pusieran el punto y final a la Navidad han regresado las malas noticias sobre el aumento de contagios y el incesante y dramático goteo de defunciones que sigue dejando la pandemia.

El mejor regalo que nos han podido traer los Reyes Magos sin duda ha sido el regreso a la prudencia y responsabilidad que debe guiar nuestra conducta hasta que todo esto acabe cuando tenga que acabar. ¡Seguimos alertas!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar