Los médicos del Altiplano, a la huelga por “la calidad de la sanidad pública”

Protestaron este martes 27 de octubre contra el Real Decreto que permite al Gobierno contratar a 10.000 médicos extranjeros o sin especialidad para cubrir los puestos vacantes en nuestro país

El Real Decreto del 29 de septiembre de Recursos Humanos en la Sanidad aprobado por el Gobierno ha puesto en pie de guerra a los médicos de toda España y los facultativos del Altiplano tomaron parte este pasado martes, 27 de octubre en la huelga a nivel nacional que convocaba el Sindicato Médico.

La representante de este organismo en Yecla y Jumilla, la doctora Beatriz Barberá, explicaba en declaraciones a COPE YECLA que “esta normativa permite al Gobierno contratar a 10.000 médicos formados en otros países o bien a médicos sin especialidad. La profesión lo considera un verdadero escándalo, ya no por nosotros sino por los pacientes.

Los médicos que se han formado fuera no han pasado unos estándares de calidad tan exigentes como los que tenemos en España. La Administración pretende tener mano de obra más barata pero que, obviamente, no va a cumplir con el nivel que deben tener los médicos de la Sanidad pública”.

Otro tema que preocupa y mucho a los profesionales de la Medicina es que, tal y como señala Barberá “se abre la puerta a que las enfermeras y enfermeros puedan hacer funciones de médico de familia o de atención primaria.

Esto es otro disparate. Se deja la puerta abierta a que esto suceda. Con todo el respeto a los profesionales de Enfermería, que son fundamentales tal y como se ha demostrado en la pandemia, esto es desacertado. Vendría a ser como si un albañil, encargado de hacer una casa, fuera también el autor de los planos”, señaló la representante del Sindicato Médico en el Altiplano.

El tercer y último tema, pero no menor para este colectivo, es que este Real Decreto “nos obliga a una movilidad forzosa si hicieran falta especialistas en otro lugar. Pero además, pretenden que todos podamos servir para todo, es decir, que nos podrían poner a hacer labores de otras especialidades distintas a la que tenemos.

El problema de raíz es que se deben formar a más médicos pero no poner a los que ya hay a hacer de todo. No consideramos que eso sea positivo para unas prestaciones sanitarias de calidad”. Barberá pide “comprensión y apoyo a los pacientes. Esta huelga es también por ellos. Queremos que tengan la mejor asistencia cuando necesiten de un profesional médico y este decreto no es el mejor camino para ello”.

La huelga contó con un aceptable seguimiento este martes en los centros sanitarios de Yecla y Jumilla pese a, como explica Beatriz Barberá “los elevados servicios mínimos que ha decretado el Gobierno de la Región de Murcia. Marcaron el 80% en consultas externas y atención primaria y el cien por cien en Urgencias, radiología, análisis clínicos…Tras este enorme esfuerzo de los médicos en la pandemia no nos permiten ni un día de pataleta. Nosotros, como convocantes, pedíamos que los servicios en funcionamiento fueran como los de un sábado, pero no entienden que la nuestra sea una queja legítima”.

La delegada del Sindicato Médico en el Altiplano explica que “es una de las pocas veces en la que los médicos, que no somos un colectivo dado a la huelga, salimos a quejarnos. De hecho es la primera huelga en 25 años. Creemos que la población nos apoya. Vamos a se responsables por el momento de pandemia que vivimos pero el Gobierno debería escucharnos a los profesionales cuanto antes”.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar