Francisco Muñoz: “Hemos hecho un esfuerzo para que la Escuela de Música sea un lugar seguro”

En agosto fue reelegido con el reto de dirigir esta asociación tan numerosa en plena pandemia. El objetivo inmediato de Francisco Muñoz es que alumnos y profesores trabajen tranquilos y que la Banda vuelva pronto a tocar

Cuando uno preside una etapa tan exitosa… ¿Es complicado intentar repetir esos logros? ¿Cuál es su balance de estos años al frente de la Asociación de Amigos de la Música?
Lo primero que quiero resaltar es que yo, como individuo, no he conseguido nada. Aquí todos los logros son colectivos. Músicos, personal docente, directiva, el pueblo de Yecla, los medios de comunicación que siempre estáis al tanto de nuestro trabajo… Se ha hecho un enorme esfuerzo por parte de muchas personas que ha fructificado estos años y que a todos nos llena de alegría porque la Asociación de Amigos de la Música es un proyecto cultural, social y musical plenamente consolidado. No pretendo superar lo que se ha logrado pero sí mantener nuestra actividad en estos tiempos tan convulsos que estamos viviendo.

Bajo su mandato se producen dos hitos… El triunfo en Kerkrade y la concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad de Yecla… ¿Cómo los valora ahora con la distancia?
Kerkrade fue una victoria histórica para Yecla. Pocas Bandas han llegado tan lejos y la Medalla de Oro de la ciudad es el máximo reconocimiento que se entrega por parte del Consistorio a personas e instituciones y que haya contado con la total unanimidad de los grupos políticos nos alegra mucho. Han sido dos momentos muy bonitos y vivirlos como presidente de este colectivo fue todo un orgullo. Por desgracia no se ha podido hacer ningún acto todavía por la concesión de la Medalla pero todo llegará cuando superemos esta crisis sanitaria.

¿Cómo es la gente que le acompaña en su nueva junta directiva? Aunque tenemos entendido que muchos repiten…
Así es. Sólo se han marchado algunos vocales porque llevaban mucho tiempo pero ahora tenemos un total de ocho, como contemplan nuestros estatutos, cuando antes había cinco. Todos ellos son personas motivadas, trabajadoras e ilusionadas por esta casa común y por este proyecto y voy a apoyarme en ellos en estos próximos años.

Ya han comenzado las clases en la Escuela de Música… ¿Ha sido muy complicado adaptar las instalaciones a las exigencias que imponen las autoridades sanitarias?
Pues debo decir que los primeros días no han sido especialmente difíciles porque nosotros hicimos un esfuerzo importante en marzo. Optamos por dar la batalla y adaptarnos a la situación en lugar de solicitar un ERTE y con asesoramiento y muchísimo esfuerzo, creo que hemos logrado recuperar las clases que se perdieron en el confinamiento. Indudablemente hemos descubierto que la enseñanza on line es posible y también nos servimos de ella. pero nos hemos adaptado bien; hemos invertido en pantallas de seguridad, hemos separado los circuitos de entrada y salida de alumnos, hemos limitado el aforo y la desinfección y la limpieza son continuas- Queremos ofrecer la mayor garantía de seguridad posible para que nuestros casi 800 alumnos y sus profesores trabajen de forma tranquila y se puedan centrar en lo importante.

Les debe estar afectando mucho la falta de actuaciones de la Banda, y por tanto, la merma de ingresos… ¿Cómo lo están compensando?
Estamos haciendo verdaderos malabarismos pero el Ayuntamiento ha sido muy empático y generoso con nosotros y además del convenio anual nos ha pagado las actuaciones contratadas y que no se han podido hacer en Fiestas como Semana Santa o San Isidro, a condición de que la Banda haga otras actuaciones a lo largo de este 2020. Estamos trabajando con la Concejalía de Cultura para encontrar fechas y hay algunas cosas planeadas pero la pandemia tiene la última palabra en todo, lamentablemente. Además, hemos recurrido a un crédito ICO para compensar las actuaciones en pueblos vecinos que tampoco hemos tenido, claro.

¿Es optimista de cara a 2021? ¿Cree que se podrán llevar a cabo más actuaciones para esos más de 120 músicos de la Banda?
Yo siempre soy optimista. Tenemos muchas ganas de trabajar en el programa de actividades de 2021 porque aunque hemos mantenido la actividad docente en la Escuela nos falta la otra pata de este proyecto, las actuaciones, el público… Nuestros músicos siguen ensayando esperanzados y de hecho este noviembre se sumarán siete músicos nuevos a la Banda, coincidiendo con nuestro mes grande de Santa Cecilia. Contamos con el apoyo del Ayuntamiento, de la sociedad yeclana y de todos en general. Así que estaremos preparados para volver a ofrecer lo mejor que sabemos hacer: melodías y canciones. Entre tanto, recomiendo a cada lector que disfrute de la música en la tranquilidad y comodidad de su domicilio. Es un bálsamo muy importante para afrontar las malas temporadas como esta que ahora padecemos y que esperamos que pronto pueda terminar.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar